Imagen-Genercica

Crónicas de viaje – Parte I

McLean County, en el corazón de Illinois, es el condado -algo equivalente a un municipio nuestro- más grande y rico de dicho Estado. Su población es igual a la de Facatativá (150.000) y su superficie una sexta parte la de Cundinamarca

El Estado de Illinois (http://en.wikipedia.org/wiki/State_of_Illinois) posee una superficie equivalente a una sexta parte del territorio colombiano y una población que es una cuarta parte de la nuestra. Su ingreso per cápita es seis veces superior al colombiano. McLean County(http://en.wikipedia.org/wiki/McLean_County,_Illinois), en el corazón del Estado, es el condado -algo equivalente a un municipio nuestro- más grande y rico de dicho Estado. Su población es igual a la de Facatativá (150.000) (http://en.wikipedia.org/wiki/Facatativ%C3%A1) y su superficie una sexta parte la de Cundinamarca.

Dicho Condado fue fundado en 1830 e inicialmente poblado por inmigrantes alemanes y suecos. Las estepas de Illinois poseen uno de los suelos más ricos del País, sin embargo debieron secar humedales en extensión equivalente a una sexta parte de su territorio. Para ello, las técnicas de cultivo que trajeron los europeos fueron oportunas: incluyeron la fabricación de tubos de gres y su colocación en un enmallado de canales subterraneos a lo largo y ancho de todo el territorio.

Las técnicas de arado (http://en.wikipedia.org/wiki/Ploughs) fueron avanzadas con los retos que demandaba cultivar en grandes extensiones. Un invento clave lo realizó John Deere pocos años después de fundado el Condado: el arado de acero. Hasta entonces estos eran de madera o de de hierro fundido. El terreno arcilloso de Illinois obligaba al granjero a detener con frecuencia sus caballos para limpiar el arado. El acero, en cambio, permitía arar grandes extensiones sin detenerse.

Lo que ilustra el beneficio propio y para la sociedad cuando las innovaciones agrícolas atienden necesidades patentes del campo. El diseño, materiales empleados, fuerza animal y prácticas de arado no cambiaron sustancialmente en siglos. En cambio, una simple sustitución material: acero en lugar de maderas o hierro fundido, significó alcanzar productividades jamás antes conocidas.

Los desarrollos técnicos (extensión agrícola, investigación universitaria); la organización social (familias granjeras, cooperativas, farm bureaus ); agencias reguladoras del Estado (catastro, juzgados, etc.); contribuyeron a que en el siglo XX en el Condado la productividad agrícola y pecuaria se incrementara por un factor de cinco, a la vez que las familias finqueras se redujeran a una quinta parte de los hogares rurales iniciales.

Las unidades productivas en McLean suelen ser de más de 250has. Es decir, una milla cuadrada. La milla (1.6 kms) es la medida que fundamenta la malla vial cuadriculada. La periferia de los cuadrados delimitan los linderos de las fincas o granjas y sirven, además, para las carreteras rectilineas que atraviesan de Sur a Norte o de Este a Oeste de modo simétrico todo el territorio.

Una agrimensura de gran exactitud y derechos de propiedad crecientes contribuyeron a mitigar los conflictos esperados de cualquier ocupación territorial planeada, como la fue la de estos Estados de frontera. Conflictos los hubo. Cuando los sureños ingresan al Condado en el siglo XIX con prácticas pecuarias de pradera, sus animales invaden los cultivos de los yankees quienes tenían los suyos confinados. Al no ser posible cercar las grandes extensiones de cultivos, los juzgados y sus leyes consetudinarias juegan un papel fundamental en la determinación de los derechos de propiedad y respeto a los límites de las granjas.

Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *