Ima1 art5

Datos Mundiales del Cultivo de Palma de Aceite

“Un estimado del 74% del uso global de palma de aceite es para productos relacionados a comida y 24% es para propósitos industriales. (USDA 2010).”
Desde los 90’s, el área ocupada por el cultivo de palma de aceite se ha expandido mundialmente, aproximadamente 43%, debido principalmente por la demanda en su orden de India, China y la Unión Europea. (RSPO 2011; Figura 1). Se espera que a 2020 la demanda de aceite de palma, se duplique, teniendo en cuenta que “en la actualidad, la palma de aceite es cultivada aproximadamente en 15 millones de hectáreas alrededor del mundo” (United Nations Environment Program, 2011), brindando una producción de 50.518.000 millones de toneladas.

Ima2 art5 Ricardo
Indonesia suministra el 47% de la producción aceite de palma mundial a partir de 8.1 millones de hectáreas sembradas en producción5, que junto a Malasia con aproximadamente 5 millones de hectáreas en producción6, acaparan el 85% de la producción mundial de palma de aceite. El 15% restante, es producido por países como Colombia, donde a 2011, produjo 941.000 toneladas de aceite de palma en 266.992 hectáreas sembradas de palma en producción, esto quiere decir el 1,8% de la producción mundial. Por otro lado, es de extrañar, la nula participación de Brasil, (teniendo en cuenta que tiene la mayor zona forestal adecuada para el cultivo de palma de aceite) con apenas 0,5% de producción global de palma de aceite (United Nations Environment Program, 2011), sin embargo, “vislumbra un 35% de expansión de producción sostenible de palma de aceite (Embrapa 2010), que busca limitar la expansión del cultivo a tierras degradadas solamente. De la actual administración de Brasil, también se espera que mantenga su compromiso hecho en 2009 en la Conferencia de cambio climático de las Naciones Unidas en Copenhagen, para reducir la deforestación en un 80% en 2020 (Tollefson 2011; Regalado 2011). (United Nations Environment Program, 2011)
Como resultado, es posible concluir que en Colombia, de las “3 millones de hectáreas potencialmente disponibles para este cultivo, sin tener que tumbar un solo metro de selvas o bosques” (Rueda & Marlyn, 2013), sería posible lograr una capacidad máxima de producción de alrededor de 10 millones de toneladas de palma de aceite, siendo aproximadamente 10 veces más de lo producido, actualmente (de acuerdo al rendimiento por hectárea observado, por países que, hoy en día, ya superan esta cantidad de terreno en producción). Una cifra alcanzable, en 20 años o más.
Por Ricardo Triana
Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *