images_DSCN5503

Una experiencia sensorial en el café como modelo de negocio

La historia de un barista colombiano que supo conquistar el paladar de los amantes del café a través de la experiencia de tomarse una selecta taza de café acompañado de excelente servicio al cliente. Tan sólo es la puesta en escena de una larga y ardua formación, además de investigación que gira la vida este personaje entorno al servicio al cliente en el gremio restaurador con especial énfasis en la preparación del café.

Antonio Romero es un barista que tiene como negocio el café – restaurante “Arte y Pasión Café”, este establecimiento se ubica en el que antiguamente fue el Gun Club o la Casa del Gobernador (Calle 16 con carrera 7ma), en pleno centro de la ciudad de Bogotá. Para visitar el lugar se tiene que conocer muy bien el centro de Bogotá, donde se pueda tomar desde un buen café hasta tomar una deliciosas onces como es costumbre de tradición en la capital del país.

El café es una de las bebidas emblemáticas de nuestro país, muchas veces en los medios de comunicación se percibe el trabajo de los caficultores, las crisis del precio, producción y consumo de café; en un país que mantiene una imagen innata por esta psicoactiva y deliciosa bebida.| Historias hay muchísimas en varios lugares del país y en diversas etapas del tiempo; pocas veces se habla de la persona que prepara esta bebida y cómo se prepara. Muchos expertos a nivel internacional dicen que en Colombia no se sabe tomar café, con lo que muchos consumidores están en desacuerdo y expertos gastronómicos en el país prefieren decir que en Colombia se toma café en su propia forma.

Desde la creciente perspectiva optimista que se percibe Colombia, como un territorio económicamente estable, con buenas referencias para visitar sus regiones, paisajes y territorios llenos de biodiversidad y una calidez humana que en pocos países del mundo se vive; es primordial ser claros que tanto el sector privado como el público, han hecho gran ahínco en promocionar lo que hoy se llama es Paisaje Cultural del Café, que la UNESCO ha declarado como patrimonio cultural. Para ello el Ministerio de Cultura y la Federación Nacional de Cafeteros de Colombia declararon este espacio central como emblema turístico y de negocios entorno al monocultivo del café, como parte de la vida cotidiana de esta región. Pero no solo aquí se siembra café bajo esquemas de estandarización de calidad y origen, es por ello que se han concebido regiones geográficas de Colombia como grande productores de café de alta calidad, como son los departamento de Nariño, Cauca, Huila, Santander y la Sierra Nevada de Santa Marta; suelos que son muy especiales y que aportan ciertas características organolépticas a estos tipos de café.

Dentro de ciertos estudios gubernamentales, se la ha aconsejado al gremio cafetero hacer énfasis en la valoración de una buena taza de café, sus cafés de orígenes ya sea por denominación o por micro lotes (pequeños cafetales con altos estándares de calidad en producción y selección del grano), también se sugiere que se comience a ilustrar diversas preparaciones de café, dándole un valor agregado a la preparación.

Este valor es el que Antonio Romero ha podido acertar, conjugando la calidez y servicio que se tiene en el gremio restaurador colombiano (Know How). Este joven desde los 19 años en sus qué haceres como cocinero, mesero y barista; supo ver las oportunidades de emprendimiento de un modelo de negocio, en la que prima la calidad del producto junto a la de servicio como un eje central de su negocio. Su origen es muy humilde, valiente y valeroso, en el que la vida lo ha sabido guiar por un camino, siendo la intuición su primordial herramienta a la hora de tomar decisiones. Saber escucharse a sí mismo y arriesgar, es parte de las muchas sugerencias que se hacen para poder progresar en la vida empresarial; claro está, que siempre siga siendo fiel a la esencia de cada persona, llevando una honestidad y fidelidad dentro de la ética y moral que se debe tener como persona y como empresario, que no solo se mira el monto monetario como ganancia; sino también la inversión en investigación y desarrollo de ideas para poder mantener una empresa o negocio, es conocer al cliente y saber qué es lo que quiere y a la vez se ofrece una parte del emprendedor como forma pedagógica de cómo son las cosas.

Esto es lo básicamente Antonio ha demostrado en su largo trabajo empírico y practico como barista, hacer sus propios métodos de investigación y trabajo entorno al oficio que lo impulsa a trabajar día a día, es una lección de vida que ilustra como una formula personalizada de ser feliz a través del hacer, trabajar y gestionar. La historia de este barista se ha visto documentada en muchos medios de comunicación en el país, pero lo especial del trabajo de este curioso personaje está en los detalles. De cómo viajo y conoció los cafetales, los cafeteros, las torrefactoras y cómo se mueve el negocio del café de su venta en verde. De este empirismo, práctica y constancia, sumado a sus viajes como barista impartiendo charlas y tomando clases con los mejores catadores de café del mundo, pudo imponerse como uno de los mejores baristas en Colombia y el mundo.

Allí no termina su historia, ahora su siguiente paso es montar una escuela o “universidad del café”, es por ello que siempre tiene personas de varias partes del mundo quienes lo buscan para que les enseñe todo sobre cómo preparar una buena taza de café; que dependiendo del tipo café que se escoja, se le sugiere al consumidor un cierto tipo de preparación para que este café “hable” y dé a conocer sus mejores características organolépticas, al que se le suma un excelente servicio al cliente al acercarse a la persona como un amigo o un miembro más de la familia. Haciendo una experiencia optima y de alta calidad a la hora de degustar una excelente taza de café con buen cuerpo, aroma y acidez que solo este joven barista ha hecho a partir de una iniciativa como es la de ofrecer un buen servicio con carisma, amor y la mentalidad de tener un buen negocio.

Por Francisco Jiménez

@franjiba

Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *