la_foto_3

Los Dramas del Sector

En Colombia ser productor agropecuario es una labor complicada y en ocasiones dramática, debido a las duras condiciones a las que se enfrenta en materias cotidianas, y el arduo trabajo físico y estratégico que requiere. Adicionalmente, existen varios elementos que han complicado aún más la labor.
El factor climático ha agregado más presión debido a fenómenos preocupantes como el del “niño y el de la niña”. El primero de ellos, hace unos meses que viene azotando a gran parte del país, secando plantaciones enteras y matando más de 34.000 cabezas de ganado. Por otro lado, “la niña” hace dos años causó precipitaciones e inundaciones que arrasaron cultivos enteros, ocasionando pérdidas incontables en los productos perecederos por los gravísimos daños en las vías secundarias y terciarias, exponiendo aún más la problemática y el abandono estatal del sector agropecuario colombiano.

Además del problema ambiental, los productores se enfrentan a la escasez de mano de obra calificada, ya que la continua migración a las ciudades por violencia, por falta de oportunidades o por la búsqueda de mejores condiciones de vida, acrecentada por la falta de institucionalidad. (PNUD Colombia, 2011) Los jóvenes cada vez sienten menos interés y orgullo por el trabajo en el campo y se van a las ciudades bajo el pretexto de buscar progreso. A pesar de esto, el gobierno no busca detener la fuga de mano de obra desde el campo y más bien se enfoca en apoyar las ciudades principales, sin concentrarse en invertir en las zonas rurales con el fin de promover el desarrollo del capital humano, buscando mejorar la producción alimentaria para satisfacer el bienestar de una población creciente.
Así pues, el campesinado se encuentra con un gobierno indolente y un presidente mal informado, que es capaz de salir a decir “ese tal paro agropecuario no existe” en una situación en la cual el sector agropecuario en pleno explotaba por primera vez. Se llegó a las vías de hecho para manifestar su inconformidad con el abandono estatal y la indiferencia con el atraso del sector rural colombiano, manifestado abiertamente en la falta de garantías que han acarreado los tratados de libre comercio.
El actual mandatario, debiendo cumplir compromisos electoreros, ha convertido en fortines burocráticos los institutos como el ICA, el cual le fue otorgado al partido conservador para que fuese direccionado, desestimando la presencia de profesionales y técnicos experimentados. Según dirigentes gremiales consultados por el portal La Silla Vacía, “los técnicos deben ser agrónomos, veterinarios, entomólogos, epidemiólogos y bacteriólogos, mas no abogados ni ingenieros.” (Bermúdez, 2014) Por ende, este Instituto no logrará cumplir eficientemente con su labor de autoridad sanitaria y los productos nacionales difícilmente alcanzarán los requerimientos de un exigente mercado internacional.
En conjunto, los productores nacionales afrontan graves problemas que los atacan desde todos los frentes, sumados a la falta de una “Política estatal de desarrollo agropecuario” que garantice el cumplimiento y ejecución de los CONPES aprobados (3577 Costo de los fertilizantes, 3675 Mejoramiento del sector lácteo, 3676 Cadena Láctea y Cárnica, y 3477 Sector Palmicultor, 3709 Capacidades empresariales rurales 3811 Desarrollo Agropecuario de Nariño), la disponibilidad y asignación de recursos y que fije metas concretas a largo plazo para conseguir la competitividad de los sectores agropecuarios del país y lograr lugares privilegiados en el mercado internacional. La carencia de una política efectiva ha hecho que a los productores les sea más difícil competir, en un sector que a pesar de tanta problemática, guarda la esperanza de prosperar, sabiendo que es fundamental para la economía nacional y para cada uno de los colombianos.

Tomás Jaramillo Restrepo

@tomasjaramillor

 

Referencias

Colombia, P. (2011). Colombia rural. Razones para la esperanza. Bogotá: PNUD.

Departamento Nacional de Planeación. (12 de Agosto de 2014). SISConpes. Recuperado el 12 de Agosto de 2014, de DNP: https://sisconpes.dnp.gov.co/DocumentosConpesAprobados/IraDocumentosConpesAprobados/tabid/166/Default.aspx

L., A. Bermúdez. (22 de Julio de 2014). La Silla Vacía. Recuperado el 7 de Agosto de 2014, de El efecto “Fincho” Cepeda en el ICA: http://lasillavacia.com/historia/el-efecto-cepeda-en-el-ica-48205

PNUD. (2011). Resumen Ejecutivo Colombia Rural razones para la esperanza. Bogotá: PNUD.

Semana. (02 de Agosto de 2014). Semana. Recuperado el 04 de Agosto de 2014, de http://www.semana.com/economia/articulo/verano-fatal-para-el-agro/397722-3

Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *