Imagen1

Food Trucks ¿Llegaron para quedarse?

En las calles de Bogotá crece una tendencia gastronómica que toma fuerza, los Food Trucks. Un novedoso modelo inspirado en el crecimiento que ha tenido en Estados Unidos este tipo de restaurantes rodantes, se esta imponiendo en la ciudad.

Los altos precios del suelo en Bogotá hacen difícil la tarea de emprender en una idea de negocio como un restaurante en un lugar fijo, de acuerdo al diario La Republica en cuanto a costos de arrendamiento: sectores de Bogotá como la Zona T, la calle 85 o el Parque de la 93, el precio del metro cuadrado para locales comerciales, en un edificio de oficinas, está entre $120.000 y $180.000. Resaltó que en centros comerciales, esa cifra es de $300.000 o $600.000.”[1] Estos altos precios están animando a emprendedores del sector gastronómico a lanzarse a la calle, la inversión en los camiones a pesar de ser alta no resulta comparable con el gasto en un lugar fijo y el no tener que pagar arriendo o servicios resulta atrayente para los nuevo emprendedores en esta tendencia.

La propuesta gastronómica de los Food Trucks incluye desde comida tradicional colombiana hasta gastronomía internacional y gourmet, con precios que no superan los $50.000[2] en los platos mas costosos. La principal estrategia de mercadeo de estos camiones se da a través de redes sociales y en la decoración de los vehículos, razón por la cual no tienen costos asociados a publicidad. En este sentido, los reducidos costos del negocio les permiten ofrecer productos a menores precios y de excelente calidad, además de poder acercarse a los clientes y no que los clientes se acerquen a ellos.

Estos restaurantes rodantes suelen moverse por la ciudad en los días laborales en zonas empresariales y bahías de parqueo en sitios reconocidos, y en fines de semana suelen instalarse en parques en el norte de la ciudad. No obstante los Food Trucks tiene que enfrentes algunos problemas de funcionamiento como la normatividad vigente frente a los espacios públicos en Bogotá o el pico y placa [3]. Esto les genera problemas para seleccionar los sitios en los que pueden estacionarse, al no tener permisos de estacionamiento se ven obligados a enfrentar a la policía en algunos casos.
imagen2

Tomado de: http://m.eltiempo.com/bogota/el-auge-de-la-comida-sobre-ruedas-se-toma-a-bogota/14124444/1

Teniendo en cuenta esta problemática el primer emprendedor de este tipo de negocio en Bogotá, Humberto Medina, en compañía de otros propietarios de estos camiones se reunieron en la Asociación Colombiana de Food Trucks, con el fin de establecer un dialogo con las autoridades para poder dar vía libre desde el punto de vista normativo al crecimiento de esta nueva tendencia gastronómica.[4]

Para poder desarrollar esta interesante y novedosa propuesta gastronómica es necesario desarrollar desde la administración local leyes y propuestas que faciliten el crecimiento regulado de este nuevo modelo de negocio, de esta manera se podrá consolidar esta propuesta gastronómica, la cual tiene un amplio camino para crecer en nuestro país y establecerse como una buena alternativa de comida para los colombianos.

Francisco Alejandro Lugo Castro

@alejandrolugoc

Bibliografía:


 

[1]Suarez Peña, María Camila. 2014. Por el alto precio del suelo en Bogotá, crece el negocio de los “Food Trucks”. Recuperado el dia 23 de Enero del 2014, de: http://www.larepublica.co/por-el-alto-precio-del-suelo-en-bogotá-crece-el-negocio-de-los-‘food-trucks’_154246.

[2] Ibíd.

[4] Hurtado Camilo. 2013. ¿Cuánto vale tener un restaurante rodante?. Recuperado el dia 23 de Enero del 2014, de: http://www.kienyke.com/economia/cuanto-vale-tener-un-restaurante-rodante/.

Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *