ANeIA 4.1

“El Mangostino la Fruta de la Vida”

Después de publicar por primera vez sobre la fruta del Mangostino, conocer su historia, sus métodos de producción, las principales rutas de comercialización, y las zonas de mayor cultivo en el país. Hoy en ANeIA no deja de sorprendernos todos los beneficios y propiedades que “La Reina de las Frutas” tiene para ofrecerle a los colombianos, desde oportunidades de emprendimiento agrícola, hasta todo su aprovechamiento en términos nutricionales y de salubridad.

 

Un dato histórico que no se conocía, es la historia original de la aparición del Mangostino en Colombia, precisamente en el Municipio de San Sebastián de Mariquita, región del Tolima. “Los campesinos cuentan que durante el siglo XIX, ciudadanos Ingleses visitaban constantemente esta región del Tolima, y que junto con sus principales fuentes de alimentación, los Ingleses traían consigo diferentes tipos de fruta, entre estas, el Mangostino.” (Hoy, 2013) Cuando estas personas consumían la fruta, arrojaban sus desperdicios a la tierra, en una de las veredas cercanas al municipio, las semillas tuvieron las condiciones climáticas necesarias para poder desarrollarse.

Después de varios años, y con la aparición de árboles con una fruta exótica; llamó la atención de los pobladores tolimenses quienes rápidamente hicieron conocer al Mangostino en las centros de abastos de la región. Algunos de estos campesinos, se interesaron mucho más con la fruta, y fueron estos quienes por primera vez cultivaron el Mangostino en la región. “Se data que hoy en día estos ejemplares son árboles maduros con mas de 70 años de haber sido sembrados.” (Hoy, 2013)
Sin embargo, en ANeIA en nuestros artículos de la “Reina de las Frutas”, hemos documentado que existen muy pocas regiones de cultivo del Mangostino. Regiones que en su conjunto suman muy pocas hectáreas y número de ejemplares sembrados en el territorio nacional. Una cantidad que no permite ser competitivos a nivel internacional y que tampoco abre mercados con mayor demanda de la fruta. Tanto así, que dentro de los alimentos importados que mas se consumen en el territorio colombiano, ¡el Mangostino es uno de ellos!
Relata el Diario el País, (País, 2015) que ha pesar de la exorbitante devaluación del peso frente al dólar, el 28,5% de los productos que se consumen en los hogares colombianos son importados, esto hace que se incremente el valor de la canasta de consumo familiar, pero no disminuye la cantidad en las importaciones. Nuestro país produce 31,6 millones de toneladas de alimentos al año, exporta 4,4 millones pero importa 10,3 millones de toneladas. Dentro de estas importaciones se encuentra el Mangostino, que junto con los melones, manzanas, peras, uvas, duraznos, dátiles, sandías, cerezas y nueces, le ha costado al país US$95 millones en los primeros cinco meses del año 2015. Los países de donde se importa la fruta, son Chile, EE.UU, Canadá y España.
Ahora bien, mas allá de la situación real de cultivo y producción del Mangostino en el País, se debe conocer la razón del porqué “La Reina de las Frutas” es además la Fruta de la Vida. Pues bien, la empresa multinacional Xango, expone en su página 25 razones o beneficios naturales que trae consigo el consumo del Mangostino. (Xango, 2015) Desde aumentar la energía, combatir la inflamación, prevenir enfermedades cardiacas, reducir la hipertensión, mejorar la función urinaria, ayudar a tratamientos de asma, hasta combatir y prevenir la diabetes y el cáncer, son algunos de los muchos beneficios que contiene el consumo de la fruta.
Es que el Mangostino también es adecuado para apoyar tratamientos para aumentar la perdida de peso, reducción de sensación de dolor, combate los radicales libres dañinos, mejora la condición estomacal, elimina el mal aliento, mejora su alerta mental, previene alergias y enfermedades infecciosas, y sobretodo, combate y previene la depresión. ¡Se imagina contar con todos estos beneficios solo con el consumo diario de una futa! Pues estos no son todos, porque “La Reina de las Frutas” incluso previene infecciones virales, mejora su digestión, ayuda a prevenir piedras en el riñón, disminuye el colesterol, cura heridas bucales, previene trastornos oculares, mejora su piel, y ¡lo mejor de todo!, reduce los efectos del envejecimiento.
Es fantástico contar con tantos beneficios naturales aportados por una fruta, si esta se consume constantemente y bajo condiciones adecuadas. En la próxima publicación de la “Fruta de la Vida” conoceremos porqué se le denomina al Mangostino como el “Rey de los antimicrobianos”, además conoceremos las famosas Xantonas, fuente de la mayor cantidad de beneficios del Mangostino. Asimismo explicaremos cómo los extractos naturales de la fruta son excelentes para el tratamiento contra el cáncer, como también explicaremos los efectos antioxidantes de la fruta en el cuerpo humano y las vitaminas aportadas en el consumo de “La Reina de las Frutas”.
Por: Juan Sebastián Restrepo Niño
Jsrestrepo92
Referencias:

Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *