ANeIA 9.1

Caballo Pinto Americano

Conocida como la raza hermana de los caballos Cuarto de Milla Americano y reconocidos por ser los equinos preferidos de los Indios americanos en Estados Unidos, más exactamente en las historias del viejo oeste. La raza Pinto Americano demuestra los mismos patrones que su raza hermana, son caballos compactos, de patas largas, dorso corto, orejas medianas y de ojos vivos. Que se caracterizan por tener una musculatura muy definida y unos cuartos traseros inmensos. Al igual que su pariente, son caballos que desarrollan una potencia y velocidad única en distancias cortas o en los famosos 400 metros planos.

La gran característica que tienen estas razas hermanas es la grandioso versatilidad que demuestran, siendo equinos muy inteligentes y con una resistencia inigualable para labores de trabajo de campo. Gracias a su temperamento se convierten en ejemplares muy fáciles de adiestrar y de montar, puesto que tienen un carácter sincero y noble. “Hoy en día, en los criaderos de caballos Pinto Americano se crían ejemplares con medidas de 1.50 metros por 1,55, y en algunos casos se desarrollan equinos hasta de 1.60 metros.” (Campo, 2010)
Según la American Paint Horse Association (APHA), asociación que registra los ejemplares de la raza bajo criterios específicos que debe cumplir cada equino. La historia de este caballo se remonta a la llegada de colonos españoles a las Américas desde el año 1519. “El español Hernando Cortes explorador de la Corona, navegó al nuevo mundo con una variedad de equinos útiles para sus hombres en la búsqueda de riquezas y tierra.”(APHA, 2015) Según los expedicionarios existían dos caballos llamativos, un caballo con medias blancas o manchas en sus patas delanteras, y otro caballo de color ruano oscuro con manchas blancas. Estos dos caballos se remontan a ser los primeros ejemplares conocidos como pinto.
Hacia 1800, las llanuras del oeste de Estados Unidos estaban pobladas por caballos manchados o pinto, estas manadas que se movían libres por las praderas americanas, se convirtieron en la fuente oficial de equinos para los indios americanos. Los indios Comanche, y los Pieles Rojas seleccionaron el uso de estos ejemplares debido a la belleza de la raza, por su hermoso colorido, la habilidad y equilibrio mental que exponen, pero sobretodo por su valentía y resistencia.
ANeIA 9.2
Como tal la raza Pinto en el siglo XIX tuvo diferentes nombres, Pinto, Paint, “Skewbald”, “Piebald” entre otras; que junto con el nombre y el interés por la preservación de la raza, se buscó conformar asociaciones en Estados Unidos. Las más representativas se remontan al año 1950, la Pinto Horse Association, y en el año 1962 la American Paint Stock Horse Association (APSHA). Estas organizaciones buscaban preservar el color y la conformación de los ejemplares para especificar patrones distintivos y únicos, y así; registrar los equinos como una raza.
Solo hasta el año 1962 se logró cambiar el nombre de la asociación, y se consolidó lo que hoy se conoce como la American Paint Horse Association (APHA), una organización que ha registrado más de un millón de caballos en el mundo, y que tiene constancia de la crianza de esta raza en más de 59 países.
Por otro lado, la mayor controversia que ha girado en torno al caballo Pinto Americano, es el criterio equivocado que ha existido de la raza por largos años. Un preconcepto sobre su temperamento y mal carácter que lo caracterizaba por ser un caballo mañoso e indócil, difícil para usar en jornadas de trabajo de rancho. Lo anterior, extendió por muchos años el mal manejo de la raza y su subvaloración frente a otras razas.
Sin embargo, “personas que han criado esta raza por generaciones sostienen que la raza Pinto Americana al igual que su raza hermana, son caballos inteligentes para el trabajo con el ganado, útiles para los vaqueros, y versátiles a la hora de adaptarse a diferentes ambientes de competición o faenas” (Caballo, 2014). Vale afirmar, que los orígenes de la raza tienen el mismo linaje o herencia biológica que los caballos Cuarto de Milla. Típicamente caracterizados por los cruces de equinos ibéricos o españoles, con la raza Pura Sangre Ingles, y Mustang Americano. Lo que las hace unas razas completamente iguales en cuanto a su morfología y conformación y diferenciándose únicamente en los tipos de patrones de capa o sus manchas blancas.

Para clasificar los caballos Pinto Americano es necesario referenciarse a la página de la APHA, sitio que describe las características de cada ejemplar, y que para hacer el registro de un equino, este se debe hacer bajo los siguientes tres patrones.

Caballo Pinto Tobiano:

El color oscuro de su cuerpo por lo general cubre uno o ambos costados del vientre del caballo. Se caracteriza por tener las cuatro patas de color blanco, o al menos por debajo de las rodillas o la parte trasera de la rodilla. Las manchas forman patrones circulares u óvalos, que se extienden hacia abajo sobre el cuello y el pecho. Sus marcas en la cabeza son como las de un caballo de color sólido, con una estrella en su frente o tira blanca. En un Tobiano puede predominar el color oscuro o blanco, y su cola por lo general es de dos colores.

Caballo Pinto Overo:

A diferencia del caballo Tobiano, el color blanco nunca va a cruzar la espalda del caballo entre su cruz y su cola. Por lo general, al menos una, y a menudo las cuatro patas son de color oscuro. El color blanco en el caballo es irregular, y sus manchas son dispersas o irregulares. También puede predominar el color blanco u oscuro en su cuerpo, pero su cola solamente es de un color. Algo distintivo son las marcas en su cabeza y cara, pues generalmente las manchas blancas cubren la mayoría de su rostro.

ANeIA 9.Overo Imagen de: http://www.horsejournals.com/ethical-horse-breeding-equine-genetic-diseases

Caballo Pinto Tovero:

Es característicos de este patrón su pigmentación oscura alrededor de las orejas, que se puede ampliar hasta cubrir su frente y los ojos. Este caballo cuenta con uno o ambos ojos azules, y desarrolla una pigmentación oscura alrededor de la boca que se puede extender hasta los lados de la cara y formar manchas. En su cara y pecho se extienden manchas oscuras rodeadas por el blanco. Además se desarrollan patrones solidos de un color que se pueden extender desde el pecho hasta el cuello, como también desde los costados de la barriga, a través del cañón y hasta el lomo. En estos patrones se pueden desplegar pequeñas manchas blancas y oscuras, y muchas veces el patrón sólido se extiende hasta la base de la cola.

 

ANeIA 9.Tovero

Imagen de: www.pinterest.com

 

Por: Juan Sebastián Restrepo Niño

@Jsrestrepo92

La información de este artículo fue tomada de:

Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *