Vegetariano 1

¿VEGETARIANO? No del todo.

Antes que nada, este no es un artículo sobre la defensa de los animales y mucho menos sobre la recientemente aprobada ley en contra del maltrato animal. Este artículo se centra en el impacto ambiental que la industria ganadera (bovina, porcícola, avícola, etc.). ¿Sabía usted que su amigo vegetariano es más ecológico que usted que ha decidido movilizare en bicicleta todos los días?, y es mucho más ecológico que usted, carnívoro, que ha decidido tomar baños de menos de cinco minutos. Ahora bien, no los voy a engañar ¡Amo la carne! Además, si les soy honesto no le quiero pedir a nadie que se prive del placer de comer carne. No obstante, a modo de conclusión, quiero dar a conocer algunas formas de contribuir a disminuir el impacto ambiental.

Son muchos los impactos ambientales que tiene la ganadería. Es por esta razón, que este artículo se centrará en el impacto que aquella tiene mediante el consumo de agua potable. Según la OECD, un colombiano promedio consumió 39.2 kg de carne en el 2014; 56.7% de esa cantidad es de pollo y 29.5% de res. Esa es una cifra bastante baja si se compara con los 91.2 kilos de carne que comió un estadounidense. ¡Ganamos! En este caso, menos es más. ¿Por qué? Pensemos ecológicamente, para un kilo de carne de res se necesita 4292.6 litros por kilo. Para simplificar el asunto vamos a omitir el consumo de pollo y otro tipo de cárnicos, nos centraremos en el consumo de carne de res. Omitiendo este consumo, los datos arrojan que un colombiano consume 31.8 gramos de carne de res al día, lo que significaría que  a lo largo del proceso de insumos, consume el equivalente a 136.6 litros de agua por día. ¡Eso equivale a 227 botellas de agua por día! ¡El doble de lo que un bogotano gasta en agua por día! Ahora bien, seamos realistas, estas cifras son bastante optimistas. En primer lugar, porque omitimos el resto de productos de cárnicos. Además, el bajo consumo de carne de res en Colombia se debe principalmente a que Colombia es un país pobre. Probablemente su caso es un poco diferente. Muy probablemente cuando usted decida ir a un restaurante le sirvan 200 gramos de carne de res. Adicionalmente, usted decide cenar un poco menos, quizás la mitad de lo que almorzó. Por ese jugoso bistec y su cena usted acaba de utilizar el equivalente de 17 días de agua de un bogotano promedio en un solo día.

Vegetariano 2

Tomado de: http://www.happycow.net/blog/wp-content/uploads/2015/08/california-drought-1.png

Entonces, ¿Por qué el gobierno no ha recomendado reducir el consumo de carne ante las sequías originadas por el fenómeno del niño? Hay muchas razones por la cuales se podría dar este fenómeno: desconocimiento; intereses económicos y políticos que giran en torno a la industria ganadera; egoísmo. La última razón no es clara, es por esto que vale la pena profundizar en ella. El ganado, al menos en la ganadería intensiva, se alimenta a base de granos, principalmente maíz y soja. Es en la producción de estos granos donde se requiere la mayor cantidad de agua potable. Colombia, al no producir estos granos, la mayoría lo importamos de Brasil, esto implica que no nos afecta directamente en el uso del agua. Además, Colombia, es un país en el que predomina la ganadería extensiva. En este tipo de ganadería, se deja pastar al animal y él mismo se provee su alimento (pasto). No obstante, la ganadería extensiva aumenta la erosión de los suelos, conllevando incluso a su desertificación, y es una de las principales casusas de deforestación al requerir grandes superficies. En el caso colombiano, por cada diez hectáreas hay solo nueve vacas, esto nos da una idea de las grandes superficies que requieren estos animales. Adicionalmente, la ganadería produce más gases de efecto invernadero que todos los medios de transporte juntos.

¿Soluciones? Hay varias formas de contribuir a disminuir el impacto. Una de ellas es bastante obvia, reducir el consumo de carne. ¿Por qué no decidir ser vegetariano al menos un día a la semana? Lo ideal sería ser vegetariano entre semana para que puede seguir disfrutando del placer de comer carne el fin de semana. Al ser vegetariano (algunos días), además de estar ayudando a disminuir el impacto ambiental estaría contribuyendo al campo colombiano. ¿Por qué? La agricultura, además de requerir menos cantidad de agua, de ser más rentable y de requerir menos espacio, genera más empleo que la ganadería. Por cierto, de este último dato no estoy seguro, pero hay personas que aseguran que ser vegetariano es más barato y saludable. Entonces, ¿Por qué no intentarlo?

@andresdiezb

Andrés R. Díez B.

 

Bibliografía

Andersen , K., & Kuhn, K. (Dirección). (2014). Cowspiracy: The Sutainability Secret [Película].

Imagen Portada:Tomado de: http://www.sirrichards.com/about/condoms-101/vegan-certified-condoms El 09/02/2016

 

 

Compartir:

1 comment

  1. Lo expresado en este artículo no es del todo cierto. Está basado en la mitad de la verdad. Antes de publicar cosas como esta es apropiado conocer los dos lados de “la moneda”, y no solo uno. Antes de emitir un juicio es más correcto escuchar al acusador y también al acusado, porque lo más injusto que puede haber es una condena sin derecho a la defensa. Les recomendamos por ejemplo leer o ver videos en youtube de Joel Salatin (Ganadería Ecológica), o de Allan Savory (Ganadería Holística contra la desertificación mundial), o de Judith D. Schwartz (las vacas salvarán al planeta), entre muchos otros investigadores sobre el VERDADERO impacto de la ganadería sobre el ecosistema. Los modelos de producción extensiva e intensiva bajo encierro, son también los dos extremos más aterradores que tiene la explotación mundial de animales, y ni el uno ni el otro extremo son buenos para el planeta ni la humanidad, pero, hay sistemas de producción ganadera que contrario a estos contribuyen seriamente (y esto no lo puede hacer la agricultura – pero esto nadie lo dice) con la regeneración de ecosistemas y su sostenibilidad y sustentabilidad a largo plazo. Está bien querer sensibilizar a la población mundial para que todos contribuyamos a cuidar nuestra casa (el planeta), y garantizar una vida para las generaciones que vienen detrás, pero diciendo la purita verdad se logran mejores resultados que con verdades incompletas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *