A

La economía del cannabis recreacional: Oportunidades de negocios que rompen con paradigmas del pasado

“Si un desconocido se acercara a ti, te diera unas semillas del aspecto de unos guijarros y te dijera: siémbralas, y podrás convertir esa planta en cuerda, tejido o papel; aliviará a los enfermos y te embriagará. ¿Qué pensarías? ¿Te quedarías con las semillas, o las tirarías?” (National Geographic, 2008). En este sentido, National Geographic presenta en uno de sus documentales el dilema general del cannabis, una planta que, como pudimos observar en las partes 1 y 2 de esta columna, es capaz de proveerle beneficios médicos y funcionales a la sociedad pero a la vez es capaz de inducir a un estado alterado de la conciencia. De este modo,          es una planta con ambigüedades difíciles de desasociar por la percepción social, lo cual ha llevado al mundo entero a una paranoia frente a su legalización.

Es evidente que el uso ‘recreativo’ de la marihuana puede generar problemas en la población que la utiliza, sobretodo si se trata de la población joven. Si bien no ha sido posible demostrar que la planta tiene propiedades que generen adicción física, sí es posible que el uso constante cree un desorden psicológico.  A la vez, la planta se consume principalmente quemándola como el tabaco, un método que puede inducir problemas asociados con el cáncer. Además, una investigación reciente apuntó a que el uso prematuro y abusivo de este psicoactivo, cuando presenta concentraciones superiores al 20% de Tetrahidrocannabinol, pueden afectar el desarrollo del cerebro y la reducción del coeficiente intelectual del usuario. Por otro lado, hay posturas ideológicas y culturales de la población que aseguran que pueden afectar moral, físicamente a la juventud y a la integridad familiar; hay otras que relacionan el consumo de cualquier droga con delincuencia y crimen.

A pesar de esto, en esta última década en el planeta se han presentado algunas excepciones a la regla mundial de la ilegalidad de la droga, creando fenómenos económicos y sociales interesantes. Por ejemplo, la autonomía federal que tienen los estados de Estados Unidos de administrar algunas de sus leyes le brindó la posibilidad a Colorado, Alaska, Oregon y Washington de legalizar democráticamente el uso recreacional de esta droga. La legalización medicinal como recreacional de estos estados, incluyendo aquellos que la han regulado medicinalmente, ha llevado a la creación de una nueva agroindustria que en el 2015 facturó USD 5,4 miles de millones, una cifra nada despreciable, pues corresponde a casi el doble de todas la exportación de café colombiano en este mismo año (USD 2,7 miles de millones). Asimismo, la agroindustria cuenta con otras cifras interesantes, como su crecimiento en ventas en un 17% respecto al 2014, y su proyección de ventas que llegarán a USD 22,8 miles de millones en el 2020. Colorado es el estado más representativo de este grupo, debido a que la agroindustria no solo desarrolló la cadena de valor de la producción y el consumo; además, en este estado se han desarrollado una variedad de emprendimientos que ofrecen servicios o productos asociados al consumo, como spa’s, accesorios, comida, entre otros. Este fenómeno de incluir el ‘uso adulto’ y medicinal de la droga ha sido conveniente para la economía, pues además de haber generado más de 10 mil empleos y crear oportunidades de negocio, Colorado recaudó en el 2015 un monto de USD 125 millones en sólo impuestos sobre la venta de esta planta. Entonces, es evidente que el negocio de cannabis, bien o mal, es rentable y está creciendo.

AA

Asimismo, bajar las barreras del cannabis recreativo no sólo le ha aportado beneficios económicos a varios Estados de Estados Unidos, también ha favorecido la lucha contra el narcotráfico en países como Uruguay. En este sentido, este país está experimentando actualmente un modelo de protección de la salud de los consumidores, integrado a una nueva estrategia que busca combatir el narcotráfico. La legalización en este país se dio con  condición para controlar la producción y el precio, con el fin de establecer parámetros que afecten mínimamente a los consumidores y compita con el negocio ilegal de las mafias, que cuenta con un mercado negro valorado en aproximadamente USD 30 millones. Además, según voceros de la legalización en Uruguay “es posible que se creen oportunidades de negocio para los productores nacionales, las farmacias y otros actores que participen de la cadena productiva” (BBC, 2013). De este modo, Uruguay y los Estados mencionados de los Estados Unidos, insistieron en la legalización de esta planta ya que ha sido evidente que la guerra contra las drogas no es eficiente: siguen existiendo consumidores y expendedores independientemente de la cantidad de dinero que los gobiernos inviertan para acabar con este negocio ilegal. Por último, recientes investigaciones sobre esta planta le han dado argumentos a estas particulares legislaciones de olvidarse de un problema de salud pública, pues han logrado demostrar que el perjuicio generado por la planta se encuentra por debajo del daño que produce el alcohol y el tabaco. No obstante, no es el del todo despreciable que sí puede generar problemas de salud o adicción en el largo plazo.

En conclusión, no es pertinente atreverme a afirmar que la legalización total de la marihuana es conveniente para el país, pues hay variables tanto culturales como sociales que no permiten replicar los modelos que han utilizado en estos casos particulares; por lo menos, esto no es posible sin realizar ajustes a los modelos que se aferren al contexto nacional. Sin embargo, es evidente que en Uruguay, como en Colorado o en Washington, la legalización y el control estatal de la producción y el consumo del cannabis han tenido por ahora un éxito económico y social: se ha creado una importante fuente de ingresos para el Estado y se ha evitado la ilegalidad de negocios insurgentes de narcotráfico. ¿No es esto llamativo para el contexto del post-acuerdo por el que buscar atravesar el país? Por último, es importante tener en cuenta que si bien los modelos utilizados hasta el momento han tenido un impacto positivo, por ahora son experimentos sociales recientes de los cuales podremos sacar conclusiones en el mediano o largo plazo. Asimismo, las investigaciones sobre el cannabis están aumentando paulatinamente y los resultados nos dirán en un futuro quién tenía razón. Los tiempos están cambiando y hay Estados como Colorado o países como Uruguay con legislaciones progresivas que van abriendo nuevos mercados. En Colombia, actualmente, el mercado de la marihuana ilegal mueve alrededor de USD 86,3 millones; según esto, existe un potencial de mercado que puede crear oportunidades de agro-empresas en el post-acuerdo, ya que es evidente que algunos reinsertados o campesinos tendrán experticia en el manejo de plantaciones de cannabis. En este sentido, ¿Debemos esperar o arriesgar?

Escrito por Andrés Garcés

Bibliografía 

“En muchos aspectos fumar marihuana es más seguro que consumir alcohol”: Minsalud. (22 de Julio de 2016). El Espectador. Recuperado de http://www.elespectador.com/noticias/politica/muchos-aspectos-fumar-marihuana-mas-seguro-consumir-alc-articulo-523771

El ataque del procurador a la marihuana con fines medicinales. (11 de Noviembre de 2014). Semana. Recuperado de http://www.semana.com/nacion/articulo/el-ataque-de-alejandro-ordonez-la-marihuana-con-fines-medicinales/409070-3

Inside: Marijuana. (2008). Documental de National Geographic. Estados Unidos.  Recuperado de https://www.youtube.com/watch?v=u5uQu4vuX7M

Legal marijuana sales forecast to hit $23B in 4 years. (20 de Marzo de 2016). USA Today. Recuperado de http://www.usatoday.com/story/money/business/2016/03/20/legal-marijuana-sales-forecast-hit-23b-4-years/82046018/

Legal US pot sales soar to $5.4B in 2015: Report. (01 de Febrero de 2016). CNBC. Recuperado de http://www.cnbc.com/2016/02/01/legal-us-pot-sales-soar-in-2015.html

Los miedos de pasar a la marihuana con fines recreativos. (12 de Noviembre de 2015). El Espectador. Recuperado de http://www.elespectador.com/noticias/politica/los-miedos-de-pasar-marihuana-fines-recreativos-articulo-598876

Marihuana legal: un trampolín para otro negocio “rentable”. 01 de Febrero de 2015. El País: UY. Recuperado de http://www.elpais.com.uy/informacion/marihuana-legal-trampolin-negocio-rentable.html

Se abre el negocio de la marihuana en Uruguay. (11 de Diciembre de 2013). BBC Mundo. Recuperado de http://www.bbc.com/mundo/noticias/2013/12/131211_marihuana_efectos_economicos_lp

15 países van por el negocio de marihuana. (12 de Enero de 2016). La República. Recuperado de http://www.larepublica.co/15-pa%C3%ADses-van-por-el-negocio-de-marihuana_339206

Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *