Imagen 2

La semilla que dejó el Paro Agrario del 2013 en el pueblo de Villa de Leyva

Recuerdo hace un largo tiempo, aquel sábado en la mañana que llegué a la famosa Plaza de mercado de Villa de Leyva. Era colorida, pintoresca y tenía una mezcla de olores que oscilaban entre mazamorra típica hasta a chunchullo y pollo asado de las regiones cercanas. Adicionalmente, las frutas decoraban el ambiente con todo tipo de texturas, olores y sabores. Recuerdo también los diferentes acentos de los campesinos que se paraban en cada puesto, de hecho, puedo garantizar que ni la mitad de ellos eran nativos de Villa de Leyva, muchos venían de pueblos lejanos o hasta de Corabastos para vender sus productos.

Imagen 1

Hace un par de semanas, volví a visitar la Plaza creyendo que iba a encontrar lo mismo que había visto hace unos años, y para mi sorpresa las cosas habían cambiado. En esta nueva visita tuve el privilegio de ver no solo la típica plaza que ya había conocido, sino que un segundo mercado situado no muy lejos del original. Me llamó la atención que estaba cubierto con unos toldos blancos y por dentro solo vendían productos cosechados principalmente por los campesinos de Villa de Leyva. Fue ahí donde decidí indagar para entender la razón por la cual se había desarrollado este mercado, y llegué a descubrir que había sido el resultado que había dejado el Paro Agrario del año 2013.

¿Por qué surgió el Paro Agrario del 2013?

Según el artículo de Luis Edgar Cruz, para el periódico El Tiempo, el Paro Agrario del 2013 tuvo orígenes estructurales debido a la falta de políticas públicas para resolver ciertos aspectos básicos que estaban afectando a los pequeños productores. Por ejemplo, el costo de los insumos como los fertilizantes era muy elevado y no había control sobre este. Del mismo modo, los costos de los peajes de gasolina, las malas vías, la no existencia de aseguramiento de cosechas, la no contribución de la banca a la financiación de los pequeños y medianos productores, entre otros. (Cruz, 2013) Estos factores empezaron a desencadenar descontento por parte de los campesinos de las diferentes regiones, y fue así como nacieron las distintas manifestaciones y movilizaciones. (Betancur, 2013)

¿Cómo afectó lo anterior a un pueblo como Villa de Leyva?

Lo primero que hay que tener en cuenta es que Villa de Leyva es un pueblo que ha crecido en los últimos años notoriamente, y esto lo ha convertido en un lugar atractivo para productores de todo el país, haciendo que los pequeños productores nativos de la región queden muchas veces en un segundo plano. Para sustentar lo anterior, podemos nombrar algunos datos dados por el Periódico La Huella de Villa de Leyva en el año 2013:

  • El sector hotelero y el de los restaurantes no les compran sus productos a los productores locales (salvo algunas pocas excepciones). (Mojica, 2013)
  • El mayor volumen de la producción lechera del municipio en especial el de las veredas de la zona centro y norte del Municipio es comprada por los comerciantes del vecino municipio de Arcabuco. (Mojica, 2013)

Lo anterior es lamentable, especialmente porque la región es sumamente capaz de producir aquello que están trayendo de afuera, su clima es incondicional, sus suelos son muy fértiles y tiene una mano de obra dispuesta a trabajar, pero con el problema de la falta de estructuras base y apoyo de entes regulatorios que la vuelvan competitiva.

¿Cómo el Paro Agrario siembra una semilla de esperanza en los pequeños productores de la región?

Imagen 2

El paro hizo que muchos de los alimentos de los que dependía el pueblo, dejaran de llegar, y que este quedara completamente sitiado. Esto era lo que se necesitaba para que la alcaldía y la misma población local se despertara y se diera cuenta que ellos mismos eran capaces de producir lo que estaban comprando de afuera, y mejor aún; bajo prácticas de sembrado mucho más limpias, cuidando el medio ambiente, fortaleciendo su propia región y fomentando el desarrollo de todos estos campesinos que habían quedado antes en el olvido.

Imagen 3

Desde ese entonces, se estableció una Asociación de productores que venden en un mercado campesino durante la semana, sin intermediarios, para que ellos mismos puedan ofrecer sus productos a los comerciantes de Villa de Leyva y a toda la población. En una entrevista a Carlos, un productor de quesos de la Asociación, me contaba que la demanda de productos exquisitos y de buena calidad ha ido creciendo ya que el pueblo ahora cuenta con más de 200 extranjeros viviendo allí, lo cual ha vuelto la demanda más sofisticada: “yo ya no solo hago quesos, sino que ahora mis quesos son maduros tipo europeo”. Adicionalmente, Marta Garavito, secretaria de la Junta de la Asociación y egresada Uniandina, recalcaba que cada vez hay más regulaciones para poder ser parte de la Asociación, pues quieren que aquellos que se encuentren en esta estén completamente dedicados con la causa y cumplan con rigor todos los requerimientos que se necesitan. Hoy en día hay cuarenta y dos asociados y esperan cada vez crecer más.

Finalmente, puedo decir que me pareció una iniciativa bastante positiva la que se dio a raíz del Paro Agrario del 2013, pues sembró en el corazón de muchos de los campesinos, una semilla de esperanza para poder crecer y desarrollar proyectos de calidad representativos de su región.

Imagen 4

Escrito por Daniela Botero

Fuentes:

Entrevista

Marta Garavito, Secretaria de la Junta Directiva de la Asociación del Mercado alternativo de Villa de Leyva

Otras

Betancur, M. S. (05 de 09 de 2013). Observatorio de Derechis Humanos IPC. Recuperado el 10 de 2016, de http://www.ipc.org.co/agenciadeprensa/index.php/2013/09/05/la-crisis-agraria-y-las-causas-del-paro-mucho-mas-profundas-que-los-tlc/

Cruz, L. E. (28 de 09 de 2013). ElTiempo. Recuperado el 10 de 2016, de http://www.eltiempo.com/archivo/documento/CMS-13026564

Mojica, G. T. (09 de 2013). Periódico La Huella Villa de Leyva. Recuperado el 10 de 2016, de ¿Y nuestros campesinos que?: http://periodicohuella.blogspot.com.co/2013_09_01_archive.html

Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *