Imagen 1

El agro de la mano de la nutrición

El sector agrícola en Colombia indiscutiblemente necesita de varias manos que lo ayuden a crecer, a desarrollarse y tecnificarse. Si de alimentos se trata es evidente que la nutrición entra a jugar un rol fundamental dentro de la cadena de producción de los mismos, pues según los hábitos alimentarios que los consumidores tengan habrá más demanda de algunos productos que de otros. Luego, ¿cómo podemos los emprendedores o empresarios conectar la agricultura y la nutrición para que se ayuden entre si? Ofreciendo alimentos nutricionalmente balanceados y sanos que sean más llamativos para los consumidores. Es decir aumentando la oferta de productos que cubran tanto las necesidades de los clientes como de los productores.

En la feria de Agroexpo de 2015 en Colombia, se llevó a cabo el primer Congreso Nacional de Promoción al Consumo de Frutas y Hortalizas, en este mostró una gran preocupación por el bajo consumo de estas en el país. Según un estudio que realizo el Ministerio de Salud y el Bienestar Familiar, 35% de los colombianos no consumen frutas diariamente y en una mayor proporción el 70% no consume hortalizas. Así mismo, la Organización Mundial de la Salud (OMS) encontró que en Colombia se consumen aproximadamente 100 gr de frutas y hortalizas diarias por persona, cuando una nutrición balanceada exige por lo menos 400 gr de las mismas. Es importante aclarar que la papa, el camote, la yuca y otros tubérculos no son considerados como hortalizas debido a su alto contenido de carbohidratos.  Estas cifras son alarmantes pues revelan que los hábitos alimenticios en Colombia  no son saludables y que hay un gran reto por generar conciencia sobre la importancia de  una nutrición balanceada. Un factor fundamental a tener en cuenta es que las frutas y las verduras, sobre todo en niveles de ingresos bajos, son altamente sensibles al precio, es decir que son elásticas (FAO, Minsalud, 2013)

Por otro lado nuestros agricultores necesitan apoyo para producir alimentos de mayor calidad, para certificarse  en buenas prácticas y para tener las competencias necesarias que les permita participar en mercados más amplios, pues los costos los límitan a crecer. Es decir que si somos capaces de crear negocios que incentiven la producción de frutas y hortalizas, que les dé un estatus premiun a estos alimentos y les aumente su valor en el mercado, los agricultores podrían verse beneficiados.

Irónicamente, las regiones de Colombia donde más frutas y hortalizas se producen son las que menos las consumen y para poder cambiar esta situación se requiere de esfuerzos institucionales para educar, orientar y motivar a las personas para llevar un vida más sana y nutritiva. Por ello la Corporación Colombiana Internacional (CCI) creó una campaña llamada “5 al Día”, la cual promueve el consumos de cinco frutas y verduras diariamente.  No obstante, el sector privado también puede aportar a esta causa creando productos y modelos de negocios que involucren frutas y verduras.

Por otro lado, en el 2010 se llevó a cabo La Encuesta Nacional Sobre la Situación Alimentaria  y Nutricional de Colombia, en donde se encontraron varios temas de interés para responder a la pregunta de este artículo: el sobrepreso, los trastornos de conducta alimentaria y la importancia de la imagen corporal. Por ejemplo, en el segmento de niños, niñas y adolescentes, 1 de cada 4 presenta sobrepeso y obesidad, característica que ha aumentado en 25.9% en comparación con la encuesta realizada en 2005. Entre los 5 y 64 años, tan solo 2 personas de cada 7 consumen verduras y 2 de cada 3 consumen frutas.  Con estos datos se puede visualizar nuevamente que uno de los alimentos esenciales que está faltando en la dieta de los colombianos son las verduras. Por consiguiente, debe ser de interés de los emprendedores o empresarios pensar en maneras de suplir este vacío nutricional.

 En cuanto a los trastornos de conductas alimentarias, 2.8% de los encuestados consume medicamentos o productos para adelgazar, 4.3% vomita o se laxa y el 36.4% de los adolescentes de los que está en delgadez según el índice de Masa Corporal (IMC) se percibe en sobrepeso o normal. Esto significa que hay un descontento en los jóvenes con su imagen corporal, lo cual se ve directamente relacionado con sus hábitos de alimentación. Es importante resaltar que las mujeres reportaron conductas de este tipo 3 veces más que los hombres. Teniendo presente esta información, tiene coherencia direccionar planes de negocio o programas nutricionales hacia el segmento de mujeres jóvenes.

En conclusión, la importancia de las características nutricionales de las frutas y las verduras puede ser el vehículo que eleve el valor de la producción agrícola, desarrollando ideas innovadoras y creativas por parte de emprendedores, empresarios o cualquier líder organizacional.

Escrito por Laura Restrepo

Bibliografía

FAO, Minsalud. (04 de 2013). Recuperado el 10 de 2016, de http://www.osancolombia.gov.co/doc/Perfil_Nacional_Consumo_FyV_Colombia_2012.pdf.

FAO, MinSalud. (04 de 2013). Osan Colombia. Recuperado el 6 de 10 de 2016, de http://www.osancolombia.gov.co/doc/Perfil_Nacional_Consumo_FyV_Colombia_2012.pdf

MinAgricultura. (13 de 07 de 2015). MinAgricultura. Recuperado el 13 de 10 de 2016, de https://www.minagricultura.gov.co/noticias/Paginas/En-Colombia-35-de-las-personas-no-consumen-frutas-y-70-hortalizas-.aspx

OMS. (09 de 2015). Organización Mundial de la Salud. Recuperado el 13 de 10 de 2016, de http://www.who.int/mediacentre/factsheets/fs394/es/

Redpapaz. (2010). Redpapaz. Recuperado el 13 de 10 de 2016, de http://alimentacionsana.redpapaz.org/index.php/que-es/cifras-de-la-alimentacion-en-colombia

Vogue. (01 de 10 de 2015). Vogue. Recuperado el 06 de 10 de 2016, de http://www.vogue.es/belleza/nutricion-dietas/articulos/por-que-son-sanos-los-chips-caseros-de-frutas-y-verduras-recetas/23746

Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *