Captura de pantalla 2016-11-30 a las 2.33.51 p.m.

¿Oportunidades de chocolate en Colombia?

Mientras organizo mis ideas voy poco a poco mordiendo un delicioso chocolate que me transporta a un mundo mágico, me llena de inspiración y me motiva para escribir el artículo del día de hoy. El empaque tiene un diseño especial, no es cualquier chocolate, es un chocolate que pareciera que hubiera sido hecho por unas manos artesanales y delicadas. Su color es de un oscuro profundo y el sabor amargo todavía tiene la esencia de los granos de cacao del cual se originó. Mi curiosidad por entender de dónde viene este producto me lleva a leer todo lo que tiene escrito en su etiqueta y a investigar un poco más sobre la marca.

Honest Chocolate es una pequeña chocolatería artesanal de Cape Town, Sur África. Su misión es hacer chocolates que sigan los métodos ancestrales, utilizando productos orgánicos de calidad y manteniendo principios éticos en cada punto de su cadena de producción. Lo que es interesante de esta empresa es que ha logrado crecer desarrollando un producto que es valorado por los consumidores debido a la esencia del producto mismo y a las buenas prácticas ligadas a su producción. (Honest Chocolate). Esto me lleva a las preguntas, ¿será que Colombia tiene emprendimientos cómo este?, ¿será que somos un país con oportunidades para este tipo de productos?

Captura de pantalla 2016-11-30 a las 2.34.05 p.m.

Mi curiosidad por saber si nuestro país puede llegar a ser uno de los grandes productores de chocolate me llevó a investigar un poco sobre la historia de este alimento catalogado como uno de los más exquisitos del mundo. Su historia se origina en la Alta Amazonía y de ahí se desplaza hacia diferentes civilizaciones mesoamericanas, Olmecas y Mayas, que lo domesticaron y lo volvieron comida de los dioses. (Evans, 2014) Más adelante, los ancestros empezaron a preparar una bebida que se llamaba Xocolat la cual se batía en molinos de oro, los frutos se molían y tostaban con maíz y todo se mezclaba con agua (Evans, 2014). Muchos dicen que la costumbre gastronómica de beber chocolate caliente en nuestra cultura, empieza con estas tradiciones de los Aztecas.

Ahora bien, si este producto tiene su origen desde épocas ancestrales y además es considerado como un producto alimenticio de lujo y con gran demanda en el mundo, ¿cuál podrá ser la posición de Colombia hoy en día frente a su producción?

Colombia es uno de los países con más potencial para producir chocolate en el mundo. El Cacao Colombiano fue declarado como fino y de aroma; categoría que alberga solo el 5% del grano mundialmente comercializado (ICCO, 2011) Adicionalmente, Colombia cuenta con una posición geográfica estratégica, pues su condición de país tropical ubicado en zona ecuatorial hace que tenga una luminosidad permanente todo el año que beneficia los cultivos. (Procolombia, 2014)

Además de lo anterior, dentro del top 10 de los principales demandantes de productos de confitería y cacao en el mundo, se han identificado ocho países en las regiones de Norteamérica y Europa con lo que Colombia tiene tratados de libre comercio vigentes. (Procolombia, 2014)

Ahora bien, analizando el mercado de chocolate artesanal en nuestro país, se puede decir que éste todavía está empezando, lo cual hace que los emprendedores que se interesen por este tengan todavía un mar de oportunidades. Lo importante es que estén conscientes del valor que está adoptando el chocolate en el mundo, pues parte del éxito que está teniendo se da no solo por el sabor y la esencia del mismo, sino porque en su producción no se perjudica el medio ambiente y las prácticas que se llevan a cabo en cada uno de sus eslabones son transparentes y éticas, tal cual como sucede con la empresa Honest Chocolate.

Entre los emprendimientos que descubrí ligados al chocolate artesanal encontré unas propuestas de valor interesantes las cuales quiero compartir en este artículo. El primer emprendimiento que me llamó la atención fue aquel de la japonesa Mayumi Ogata quien se vino a Colombia a establecer su empresa chocolatera pues sabía que el país tenía gran potencial. Mayumi es la creadora de Cacao Hunters, empresa que se encarga de crear chocolates con sabores exóticos de las diferentes regiones del país. Sus sabores iniciales fueron Chocolate Sierra Nevada, Tumaco y Aruaca. Lo que más me llama la atención de este emprendimiento es que a partir de la creación de Mayumi, se empezó a desarrollar el término: “Cacao Hunter”, el cual se describe como aquella persona con ganas de explorar y descubrir los relatos que se tejen alrededor del cacao. Además de esto, la empresa se enfoca en educar a los cacaoteros con quienes trabaja, enseñándoles la cultura de la siembra, recolección y maduración necesaria para elaborar los chocolates de cada región. (Cacao Hunters)

Captura de pantalla 2016-11-30 a las 2.34.14 p.m.

Un segundo emprendimiento que me llamó la atención fue el de los chocolates Lök. Lök ofrece una gama de chocolates bastante saludables con altos porcentajes de cacao. La empresa le apunta principalmente a los consumidores veganos y aquellos que no pueden consumir gluten. Lleva tan solo tres años en el mercado, pero su desempeño ha sido ejemplar. Las regiones con las cuales trabaja son Tumaco y Arauca y del mismo modo que Cacao Hunters, quiere descubrir las oportunidades que ofrece el país y sacar provecho de los sabores y mezclas que pueden surgir al innovar con el chocolate. (Polo, 2016)

Por último, no hay que desmeritar el gran trabajo que se ha hecho por la Compañía Nacional de Chocolates con la línea de Chocolate Santander (su producto prémium). Este producto ha sido premiado en ferias internacionales como el Salón du Chocolat de Paris, por su calidad. Además de la calidad, la producción de este chocolate cumple con los estándares de comercio justo y sostenibilidad, valor sumamente importante para este mercado. (Polo, 2016) Adicionalmente, la empresa ha innovado con sabores frutales, ofrece una gama de chocolates con diferentes porcentajes de cacao y le ha enseñado al consumidor diferentes formas de maridaje.

Finalmente, se puede decir que Colombia sigue estando en un océano azul en cuanto a los emprendimientos ligados al chocolate, pero su color puede cambiar en cualquier momento. Nuestro país tiene un potencial muy grande que se puede aprovechar de una manera única, creativa e innovadora, pues además de ser un país apto para la siembra de cacao, tiene muchos otros productos exóticos que no han sido descubiertos y que se pueden potencializar. Hay que indagar en este mercado, aprovechar las oportunidades y convertirnos en un país que huela a chocolate.

Escrito por Daniela Botero

Bibliografía: 

Evans, T. (5 de 08 de 2014). Cacao: La joya de Colombia. Recuperado el 8 de 11 de 2016, de http://revistadiners.com.co/gastronomia/14824_cacao-la-joya-de-colombia/

Procolombia. (2014). Obtenido de http://inviertaencolombia.com.co/sectores/agroindustria/cacao-chocolateria-y-confiteria.html

Polo, L. M. (2016). El Tiempo. Obtenido de http://www.eltiempo.com/entretenimiento/gastronomia/chocolate-premium-hecho-en-colombia/16535493

Honest Chocolate (Página Oficial)

http://honestchocolate.co.za

Cacao Hunters (Página Oficial)

http://www.cacaohunters.com

Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *