Imagen 1

La nueva competencia de Juan Valdez y Starbucks no tiene estratos

En los últimos años se ha visto como el modelo de negocio llamado low cost  ha venido democratizando el acceso de la población a  diferentes servicios y productos. En el país, esto se ha visto en la industria aérea con Viva Colombia, recientemente a la industria de los supermercados  entraron Justo & Bueno y D1 y desde hace unos meses llegó ‘TOSTAO Café & Pan’ a complementar este modelo en la industria de las cafeterías. Cada vez se ven más tiendas en Bogotá, y en este caso, la zona T y el parque de la 93 no son los únicos beneficiados. Soacha, Suba y Tunjuelito, ya gozan también de sus productos.

El modelo de negocio low cost  o bajo costo, como su nombre lo indica, está enfocado en una estrategia de precio. Acá la idea es competir y ganar mercado con precios más bajos que la competencia. Claramente para poder competir en precio tiene que haber una reducción de costos importantes en cosas, donde por lo general la competencia no escatima. En el caso de las aerolíneas de bajo costo, la reducción se da en que servicios que son incluidos en la aerolíneas tradicionales (comida, elección de silla, etc.), no son incluidos y se venden adicionalmente. Por otro lado, los nuevos supermercados D1 y Justo & Bueno,  logran precios bajos con reducción en los costos de empleados, locales y productos.

Ahora bien, ‘TOSTAO Café & Pan’ es una cafetería que tiene como objetivo principal democratizar el café y el pan. La idea de implementar este modelo en el país vino de la mano del consumo que tienen estos dos productos en nuestro país. “Aunque el pan es un producto básico de la canasta familiar, en Colombia su consumo llega apenas a 23 kilos por persona al año, mientras en Argentina es de 73 y en Chile de 98. En café las cifras no son mejores. Pese al reconocimiento mundial como el principal productor de café suave, el consumo per cápita colombiano es de 2,2 kilos, mientras en Brasil llega a 6,09” (Revista Dinero).  Las cabezas emprendedoras detrás de TOSTAO, entendieron que el problema de los bajos consumos en estos productos, que por cierto tienen una alta preferencia en el consumidor colombiano, estaba en los altos precios que se encuentran en tiendas especializadas como Starbucks y Juan Valdez. Fue así como nació ‘TOSTAO Café & Pan’ con productos de una gran calidad, a los que pueden acceder una mayor cantidad de consumidores. Locales pequeños, sin WI – FI, baños  y mesas, que permiten ofrecerle a los clientes unos precios muy asequibles.

Para finalizar y en mi opinión, este modelo de negocio es muy atractivo, ya que rompen las barreras de precios y le da la oportunidad a un mayor porcentaje de la población de acceder a productos de una muy buena calidad. Ya no es necesario pagar entre $8.000 y $10.000 pesos por un café y $5.000 por un pan. No se compra la experiencia ni el ambiente del lugar, pero si un muy buen producto.

Escrito por Nicolás Camacho Piñeros

Bibliografía:

Redacción Dinero. (2016, octubre 11). El modelo “sin estratos” de la cadena Tostao Café y pan. Revista Dinero. Recuperado de: http://www.dinero.com/edicion-impresa/negocios/articulo/tostao-cafe-y-pan-y-su-modelo-de-negocio-sin-estratos/238790

Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *