Imagen 1

Semana santa – La multiplicación de los pescados

Colombia es un país donde la mayor parte de su población es cristiana, sin hacer distinción entre católicos, protestantes y demás, es lógico pensar que en Colombia el consumo de pescado aumente durante la Cuaresma y la Semana Santa. Sin embargo, este aumento en el consumo no tiene repercusiones proporcionales en el mercado local del pescado. Sucede que en Colombia se importan $18’000,000 USD de pescado cada mes. Esto ha ocasionado que el Ministerio de Agricultura catalogue como ‘penoso’ este proceso de sustitución de producto nacional por producto de importación. Si bien existen mucho cultivos acuícolas, la gran parte de su producción se destina a la exportación.

En el país, son alrededor de 200,000 familias que dependen del pescado, bien sea mediante actividades pesqueras, o bien mediante cultivos acuícolas. La gran oportunidad para estas familias se da en la temporada de Semana Santa porque la creciente demanda ocasiona que el comercio se duplique en comparación a la media del resto del año. No obstante, existe un lado oscuro en esta historia y tiene que ver con las medidas más básicas de salud pública.

Imagen 2

En su afán por generar liquidez, muchos de los actores dejan de cumplir con estándares de almacenamiento y refrigeración. Tanto los mariscos como los pescados “son potenciales fuentes de contagio de enfermedades, por lo que deben consumirse bien cocidos, lo más frescos posibles y de reciente preparación, evitando descongelar y congelar nuevamente o cocinas grandes cantidades de alimentos”. Es muy importante no dejarse llevar por las apariencias, puede que el local o establecimiento donde se compre el pescado esté en condiciones sobresalientes de higiene, pero esto no siempre quiere decir que el producto que ofrezca también lo esté.  Es necesario que la persona que compre el pescado verifique la condición de las agallas, las escamas, la textura de la carne, la columna vertebral y el olor del producto.

Ahora bien, hablando de toneladas de alimentos, se calcula que en Corabastos normalmente ingresan diariamente 70 toneladas de pescado, mientras que en la temporada de Semana Santa este número asciende hasta aproximadamente 150 toneladas al día. A Corabastos faltaría sumarle el pescado que se comercia por fuera de este, como las que se encuentran en las plazas de mercado Las Flores y en el barrio Samper Mendoza. Por su parte, Mauricio Parra, gerente de Corabastos dice que la central cubre hasta en un 80% la demanda total de la capital del país.

Se ha evidenciado una tendencia al incremento de consumo de pescado pues hace 30 años el consumo per cápita de pescado era de 1,7 kilos al año. Hace 20 años, es decir, en 1996 este consumo había incrementado a 3,7 kilos consumidos al año. Y para hoy, un colombiano consume en promedio entre 6,5 y 6,7 kilos de pescado al año. Colombia es un país lleno de mitos alrededor del pescado, para empezar, existe una tendencia a pensar que es más caro que las carnes rojas o el pollo. Esto es cierto hasta cierto punto, la variedad del pescado cubre un amplio rango de precios. Sin embargo, en el país se consume en promedio una vez al mes.

Imagen 3

Ocurre lo contrario con lo que se pesca. Si bien el consumo ha crecido, la producción ha decaído. De acuerdo con Erick Firtion, director de administración y fomento de la Autoridad Nacional de Acuicultura y Pesca (Aunap), en la década de los 90 se pescaban cerca de 133.000 toneladas al año, mientras que para marzo de 2016 se pescaban cerca de 43,000 toneladas en el territorio.

Por consiguiente, teniendo en cuenta lo que se ha discutido, ¿sería sensato pensar en el desarrollo de oportunidades de emprendimiento que apunten a aumentar el producto local? Para responder a esta pregunta señor lector, tenga en cuenta que deben ponerse en la balanza aspectos financieros y ambientales, pues es bien sabido que la población de algunas especies es tan frágil frente al dinamismo de la actividad humana que de un momento a otro pueden encontrarse en peligro de extinción.

Escrito por Juan Felipe Arango

Bibliografía:

Confidencial Colombia. (9 de Marzo de 2017). No se enferme comiendo pescado en cuaresma, siga estas recomendaciones. Condifencial COlombia. Recuperado el 14 de Marzo de 2017, de http://confidencialcolombia.com/es/1/actualidad/29922/No-se-enferme-comiendo-pescado-en-cuaresma-siga-estas-recomendaciones-Cuaresma-Pescado-Minsalud-recomendaciones-salubridad.htm

Economía y negocios. (20 de Febrero de 2017). En semana Santa, los colombianos comerán pescado importado. El Tiempo. Recuperado el 14 de Marzo de 2017, de http://www.eltiempo.com/archivo/documento/CMS-16824491

Hernandéz, C. (8 de Marzo de 2017). Autoridades alertan sobre la calidad del pescado para la Semana Santa. Minuto 30. Recuperado el 14 de Marzo de 2017, de https://www.minuto30.com/autoridades-alertan-sobre-la-calidad-del-pescado-para-la-semana-santa/355442/

Morales Manchego, M. (24 de Marzo de 2016). En Colombia ahora se pesca menos pero se consume más. Recuperado el 14 de Marzo de 2017, de http://www.eltiempo.com/archivo/documento/CMS-16544819

Portafolio. (16 de Marzo de 2016). Con amplia ferta de pescado, arranca la Semana Santa. Portafolio. Recuperado el 14 de Marzo de 2017, de http://www.portafolio.co/negocios/empresas/amplia-oferta-pescado-arranca-semana-santa-492795

Portafolio. (25 de Febrero de 2017). Más pescado extranjero y caro, la oferta para Semana Santa. Portafolio. Recuperado el 14 de Marzo de 2017, de http://www.portafolio.co/negocios/pescado-extranjero-sera-mas-costoso-para-semana-santa-503541

Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *