Imagen 1

Por los oídos también se come

Incontables chefs en todo el mundo afirman que la calidad de los platos depende directamente de los ingredientes y la habilidad del cocinero para crear una perfecta combinación. No obstante, la música es un componente fundamental que debe acompañar toda creación culinaria.

Es común que el placer de comer sea asociado únicamente con los sentidos del gusto y el olfato. Sin embargo, a la hora de comer los cinco sentidos se ven involucrados, así lo demuestran diversos estudios. Desde la vista, que estimula el apetito o puede percibir si algo es agradable o no simplemente por su apariencia; Pasando por el tacto, que estimula sensorialmente el cerebro al tener contacto con los alimentos. Hasta el oído que, dependiendo de la música que se escuche a la hora de comer los alimentos, puede arruinar la comida o aumentar el gusto por ella. Por lo anterior, los restaurantes prestan cada vez más atención a las listas de música que reproducen para acompañar los alimentos.

Imagen 2

El sabor y gusto de un plato puede cambiar notoriamente según la canción que estemos escuchando. Así lo afirma Charles Spence, Profesor y director del laboratorio de investigación del Departamento de Psicología Experimental de la Universidad de Oxford. Gran parte de los estudios e investigaciones de Spence han estado enfocados en la percepción multisensorial del ser humano con respecto a la comida.  Sus trabajos en gastro-fisica son utilizados por restaurantes de primera categoría o compañías como Sony, para entender la psicología de los consumidores y mejorar la experiencia asociada a sus productos. Charles ha realizado más de 500 publicaciones en revistas científicas durante los últimos cinco años, con diversos premios en diferentes categorías, Spence es considerado una autoridad en temas de psicología del consumidor.

En un estudio encargado por Sony, el Profesor Spence demostró como la música de fondo influye sobre la percepción de los sabores. El experimento sensorial fue realizado a 50 personas en 6 países de Europa, los comensales degustaron varios platos representativos de cada país acompañado de diferentes tipos de música. Al finalizare analizaron los resultados y se concluyó en primera instancia que entre más te guste la música, más te gustará lo que estas probando. Esto se debe al efecto de transferencia de sensaciones en el que nuestro cerebro asocia el gusto por la música con la comida o bebida. También se descubrió que los sonidos agudos favorecen los sabores dulces y los graves realzan el sabor amargo de los alimentos.

Imagen 3

La música de cada país hace que el sabor de la comida típica de ese lugar sepa mejor, al resaltar los sabores autóctonos. De esta forma, la paella sabrá mejor si se acompaña de flamenco, la pasta será más auténtica al escuchar música de Puccini y la cumbia o el vallenato destacará los sabores típicos de Colombia; Por su parte, la música clásica hará creer al consumidor que el producto es más fino y costoso. Si lo que se busca es hacer que las sensaciones sean más duraderas, la música de relajación es la indicada.

 

Aunque no existe un único ritmo para acompañar un plato, cada tipo de comida sale mejor con un género en específico. Esta fue la conclusión de uno de los estudios de Spence, en el que más de 700 personas degustaron platos al ritmo de diferentes géneros musicales. Así la comida india y el Rock van de la mano, la comida italiana reluce con la música clásica, la comida china con el pop y los platos tailandeses con el jazz.

Imagen 4

Cada vez más restaurantes son conscientes de la importancia del canal auditivo dentro de la experiencia del consumidor. La música de ambiente ya no es algo que se escoge al azar, sino los chefs son quienes seleccionan minuciosamente cada canción dentro de la lista de reproducción. Rene Redzepi, chef y dueño de Noma, considerado como el mejor restaurante del mundo en el año 2014 por la revista Restaurant Magazine llevo esta teoría al siguiente nivel, ya que exige Heavy Metal mientras cocina en su restaurante. Redzepi afirma que este tipo de música le ayuda a realizar tareas repetitivas y así entregar mejores platos.

La música es un ingrediente clave dentro de nuestra comida. Entonces, la próxima vez que estés en un restaurante asegúrate que la música y el plato que vas a pedir vayan de la mano. Esto también deja abierta la puerta para propuestas innovadoras dentro de la industria de los restaurantes. Ya no se trata únicamente de lo que comemos, sino del conjunto de elementos que integran una experiencia final.

Escrito por Daniel Segura

Bibliografía

Charles Spence. (s.f.). Obtenido de Experimental Psychology Medical Sciences Division: https://www.psy.ox.ac.uk/team/charles-spence

Plancarte, I. (19 de 02 de 2016). Porqué la música de un restaurante es tan importante como la comida. Obtenido de Munchies: https://munchies.vice.com/es/article/aey8nb/porque-la-musica-de-un-restaurante-es-tan-importante-como-la-comida

González, V. (2016). Estas son las mejores canciones para acompañar cada comida. Obtenido de Muy Interesante: https://www.muyinteresante.es/ciencia/articulo/estas-son-las-mejores-canciones-para-acompanar-cada-comida-141457092562

Sony. (1 de 06 de 2015). Descubren que la música usada como “condimento” puede mejorar el sabor de los alimentos de todo el mundo . Obtenido de SONY Press Centre: http://presscentre.sony.es/pressreleases/descubren-que-la-musica-usada-como-condimento-puede-mejorar-el-sabor-de-los-alimentos-de-todo-el-mundo-1170026

Rumbos. (07 de 03 de 2016). Un experto revela las mejores canciones para acompañar cada comida. Obtenido de Rumbos: http://www.rumbosdigital.com/locura-web/un-experto-revela-las-mejores-canciones-para-acompanar-cada-comida

Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *