Fuente: The Birth of Venus de Sandro Botticelli

Los filtros afrodisiacos: ostras, almejas, mejillones, vieiras y demás

En 1996, el Ministerio de Medio Ambiente estimó que el mar Caribe recibía aproximadamente 235 millones de toneladas de sedimentos provenientes del río Magdalena, como consecuencia de un mal manejo de desechos sólidos y líquidos por parte de actividades domésticas, agrícolas e industriales. Como consecuencia, el medio ambiente marino se ve fuertemente afectado, lo cual implica la aparición de problemáticas a nivel ecológico, socioeconómico y de salud. Sin embargo, después de 20 años, el panorama actual no es muy diferente. No obstante, los cultivos de ostras y almejas podrían ser una solución ingeniosa a el fenómeno anterior, la cual no solo es efectiva sino también económicamente atractiva. Actualmente en Nueva York y New Jersey se encuentran desarrollando proyectos utilizando ostras para limpiar las aguas de la ciudad.

Delimitada por el mar Mediterráneo, en la Antigua Roma existía una demanda voraz por diferentes tipos de moluscos, los cuales eran considerados como poderosos afrodisiacos. Era impensable organizar una gran cena, u orgía, sin servir este codiciado manjar. Los moluscos filtradores bivalvos[1], tal como lo son las ostras, almejas, mejillones, y vieiras, representan un grupo de animales que se alimentan filtrando el agua que los rodea en busca de bacteria y microalga, conocida como fitoplancton. La demanda por estos especímenes continua en alza, lo cual promueve el desarrollo de la industria acuícola especializada en estos.

Fuente: SmithsonianMag

Fuente: SmithsonianMag

Básicamente, el cultivo de estos animales consiste en tres etapas, iniciando el proceso en criaderos donde se desarrollan los huevos fertilizados. Posteriormente, se transfieren los ejemplares de mayor tamaño a tanques terrestres con un ambiente controlado, y, por último, una vez estos alcanzan un tamaño ideal, los animales son transferidos al mar recluidos en jaulas, bolsas o bastidores, filtrando las aguas sobre las cuales se sitúan.

En cuanto a las ostras, más que por su característica afrodisiaca, estos animales son altamente nutritivos. El consumo de crustáceos proporciona fuentes significativas de hierro, zinc, cobre y vitamina B12, además de ser alimentos adecuados para una dieta baja en grasa y alta en proteína. Adicionalmente, las granjas de ostras han demostrado beneficiar al ecosistema marino donde son cultivadas. Por un lado, la capacidad de filtrar hasta 50 galones de agua diaria les permite remover los sedimentos suspendidos en el agua, lo cual permite una mejor penetración de la luz solar, ayudando a la proliferación pasto marino y consecuentemente, habilitando las bases para el florecimiento del ecosistema marino.

Adicionalmente, la comunidad científica ha argumentado los beneficios de cultivar moluscos bivalvos, ya que, bajo las condiciones adecuadas, estos proveen servicios ecosistémicos al eliminar bacterias, virus y nutrientes del agua. Más aún, se lleva a cabo un proceso conocido como desnitrificación, el cual remueve el nitrógeno del ecosistema, y así promoviendo el desarrollo de un hábitat apto para diferentes especies de pescados y crustáceos.

 Según los cálculos científicos, a comparación de las plantas de tratamiento de aguas residuales, las camadas de bivalvos eliminan alrededor del 20% del nitrógeno presente en los desechos de manera natural. Se estima que 10,000 bivalvos eliminan alrededor de 200 libras de nitrógeno anualmente, es decir, una hectárea cultivada compensa por el desecho de nitrógeno de alrededor de 50 habitantes. Adicionalmente, estos cultivos ayudan a mitigar los efectos de la piscicultura costera, reduciendo el impacto de los desechos excretados por los peces de cultivo.

Fuente: SkillsOne

Fuente: SkillsOne

Más aún, los bivalvos son esenciales para mitigar las floraciones de algas nocivas (HABS – harmful algal blooms), las cuales absorben el oxígeno del agua, creando zonas muertas anaeróbicas e inhabitables. Como se mencionó al inicio del artículo, las actividades agrícolas generan un aumento en los sedimentos en los ríos y la presencia de múltiples químicos perjudiciales. Como consecuencia, la concentración y frecuencia de las HABS aumenta, resultando en la destrucción de hábitats marinos situados cerca a los estuarios y desembocaduras de ríos. En Colombia, el río Magdalena ha generado un impacto significativo en las ciénagas, áreas de manglares y zonas de arrecifes en la costa Caribe. Retomando, los cultivos de bivalvos podrán contribuir a mitigar la propagación de las HABS a través de la desnitrificación.

Adicionalmente, los cultivos de este tipo de moluscos presentan un sinnúmero de beneficios adicionales a los ya mencionados. Por un lado, los desperdicios generados por estos animales sirven como alimento para una cantidad considerable de especies. Más aun, estos funcionan como una barrera de arrecifes que atrae diferentes organismos como peces, aves, crustáceos y plantas, que ayudan a restablecer ecosistemas anteriormente perdidos por el desarrollo urbano. Además, esta barrera natural funciona como protección costera contra inundaciones ciclónicas.

No obstante, para efectuar el desarrollo de la industria de cultivo de moluscos bivalvos, aun se debe sobrepasar una serie considerable de obstáculos. En primer lugar, existen varios métodos de cultivo de estos especímenes, algunos presentando mayores tasas de mortalidad y, por ende, más riesgo. Además, al situar estas especies en áreas no adecuadas, los efectos nocivos podrían rebosar los efectos benéficos en la región. Por otro lado, pensando en el contexto de Colombia, existe otro obstáculo significativo en cuanto al manejo de recursos compartidos – el uso de áreas marinas – el cual no está adecuadamente regulado o supervisado.

En conclusión, son evidentes los beneficios del cultivo de ostras, almejas, mejillones, y vieiras, ya sea a nivel ambiental, restaurativo y económico. Sin embargo, la etapa precoz de la industria deja mucho que dudar. Debemos promover la investigación y el desarrollo en este tipo de temas, basados en las alianzas con instituciones con experiencia en el tema, –Florida Shellfish Aquaculture Institute – además de promover investigaciones por parte de la AUNAP e InveMar para determinar las zonas, métodos y escenarios óptimos para este tipo de acuicultura. Lo anterior será con el fin de impulsar una industria prometedora, además de una vez por todas solucionar daños en los ecosistemas marinos, generadas por los sedimentos provenientes de los ríos colombianos.

Escrito por Federico Esguerra
7 de marzo de 2018

[1] Los bivalvos son una clase de moluscos, los cuales comprenden alrededor de 13,000 especies diferentes, principalmente marinos. Entre estos los más reconocidos son las ostras, almejas, mejillones y vieras.

Bibliografía

Cruver, P. (23 de agosto de 2011). Sustainable shellfish aquaculture. Eco-Business, retirado de http://www.eco-business.com/opinion/sustainable-shellfish-aquaculture/

Jacquet, J. (23 de enero de 2017). Why oysters, mussels and clams could hold the hey to more ethical fish farming. The Guardian, retirado de https://www.theguardian.com/sustainable-business/2017/jan/23/aquaculture-bivalves-oysters-factory-farming-environment

Harrington, M. (1 de diciembre de 2017). Huge scallops harvest, growth in oyster farming boost East End. News Daily, retirado de https://www.newsday.com/business/bay-scallops-oysters-shellfish-1.15265684

Platt, J. (29 de septiembre de 2017). Why farming oysters is sustainable and good for the environment. Independent, retirado de https://www.independent.co.uk/life-style/food-and-drink/arming-oysters-sustainable-good-for-environment-shucking-carlingford-seafood-a7972286.html

Rheault, B. Oyster Culture is Good for the Environment. Coonamessett Farm, retirado de http://www.coonamessettfarm.com/sitebuildercontent/sitebuilderfiles/oyster-culture-good.pdf

Plitt, L. (10 de noviembre  de 2014) Cómo Nueva York quiere limpiar sus ríos con ostras. BBC, retirado de http://www.bbc.com/mundo/noticias/2014/11/141105_ostras_nueva_york_rios_puerto_lp

Ostras, clave para descontaminar ríos en Nueva York. (12 de noviembre de 2014). La voz del sandinismo, retirado de http://www.lavozdelsandinismo.com/ciencia-tecnica/2014-11-12/ostras-clave-para-descontaminar-rios-en-nueva-york/

Río Magdalena genera daños al ecosistema marino. (26 de junio de 1996). El Tiempo, retirado de http://www.eltiempo.com/archivo/documento/MAM-446300

Evan (25 de abril de 2017). How Farming Oysters Impacts the Ocean. Debating Science, retirado de https://blogs.umass.edu/natsci397a-eross/7135-2/

Garay, J. Bienvenido, M y Vélez, A. (2011) Contaminación marino-costera en Colombia. Informe del Estado de Ambientes Marinos y Costeros en Colombia: Año 2001, pp. 101- 114.

Online Resource Guide for Florida Shellfish Aquaculture (2018). University of Florida – Florida Shellfish Aquaculture, retirado de http://shellfish.ifas.ufl.edu/

Commercial Shellfish Aquaculture (2018). NOAA Fisheries – West Coast Region, retirado de http://www.westcoast.fisheries.noaa.gov/aquaculture/commercial__shellfish_aquaculture.html

Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *