Fuente: https://consejonutricion.wordpress.com/2017/01/18/como-sabemos-si-un-producto-contiene-aditivos/

El consumidor ya no come cuento

En los últimos años no es raro ver en el supermercado a consumidores leyendo detenidamente el empaque de cada producto antes de añadirlo a sus compras. Esto se debe en parte a la tendencia de la alimentación consiente[1], que ha llevado al consumidor a informarse mejor sobre los productos que ingieren. Actualmente, se espera que los alimentos tengan beneficios tanto en la salud como en el medioambiente. Pero, ¿Cómo se han adaptado las importantes compañías de la industria de alimentos a este nuevo tipo de consumidor?, ¿Quiénes han sido los ganadores con esta nueva tendencia?, ¿Cuáles son los temas más importantes a resaltar en el empaque?

La tendencia de alimentación consiente, ha llevado a las marcas a identificar la necesidad de incluir en los empaques, mensajes que le permitan al consumidor estar informado sobre el contenido del producto y los beneficios que éste aporta a la salud. En otras palabras, como lo explica Nilsen (2015), “Los consumidores están teniendo en cuenta el contenido nutricional de los alimentos, así como el impacto ambiental y social, las fuentes de producción y los beneficios para la salud de lo que consumen.”

Fuente: https://www.todo-empaque.com.mx/el-mito-de-la-etiqueta-de-alimentos-saludables/

Fuente: https://www.todo-empaque.com.mx/el-mito-de-la-etiqueta-de-alimentos-saludables/

Dado que este tema se ha vuelto tan importante para los consumidores, las grandes marcas han tenido que ajustarse y crear nuevos enfoques hacia productos más saludables. Como lo explica el presidente del concejo de Pepsico en México (2017), la mayor inversión se está realizando en la marca de avena Quaker dado que la avena es un producto natural y beneficioso para la salud pues aporta altos niveles de fibra y en Frito Lay (nueces) ya que se está cambiando su preparación, pasando de ofrecer un producto frito a uno horneado Respecto a la segunda, se está cambiando el método de cocción con el fin de pasar de un producto frito a uno horneado. Adicionalmente, estas marcas presentan gran crecimiento en el mercado y están alineadas con el consumo saludable. En general, Pepsico está transformando sus productos para poder responder a las necesidades del consumidor actual.

Sin embargo, los más beneficiados con esta tendencia son los pequeños productores y emprendimientos pertenecientes a la industria de alimentos. Ellos detectaron la oportunidad en el mercado y se enfocaron en ofrecerle al consumidor un producto que cuente con las características buscadas, es decir con certificaciones, ingredientes naturales, poco procesados, entre otros elementos que llevan a un producto a ser funcional y beneficio para la salud.

Imagen 3

Lo anterior, también ha llevado a las organizaciones a certificar sus productos en diferentes aspectos con el fin de hacer explícito cuáles son los atributos diferenciadores que éste presenta. Se identificaron tres líneas de sellos o certificaciones que son de importancia para el consumidor. Estos sellos están representan con logotipos que generalmente se plasman en el empaque del producto.

Uno de estos grupos, es la certificación de calidad diferenciadora que se refiere a “las denominaciones de determinados productos que están relacionados con un método de producción o un territorio específicos” (Gullon, 2018).

Imagen 4

Por otra parte, están los sellos o certificaciones de responsabilidad social. Éstos demuestran que el producto y sus procesos son sostenibles ambiental, social y económicamente. Uno de las organizaciones no gubernamentales que otorga este tipo de certificaciones es Rainforest Alliance. Su sello de certificación representado por una rana verde “indica que una empresa agrícola, forestal o turística ha sido auditada para cumplir con los estándares que requieren sostenibilidad ambiental, social y económica.” (Rainforest, nd).

Finalmente, existen los sellos de dietas específicas o sistema de revisión de alimentos, los cuales aseguran que los productos no contienen algún tipo de ingrediente o han pasado por una revisión específica.

Sin embargo, es importante tener en cuenta que existen logotipos o sellos que son creados por las marcas, pero no cuentan con una certificación autorizada. Esta situación puede presentar confusiones en el consumidor dado que se requiere un conocimiento específico sobre el tema para poder identificarlos. Por lo tanto, si usted es uno de estos consumidores que se preocupa por el medio ambiente y su salud, no se deje engañar por los empaques y logotipos. Asegúrese que estos no sean otra forma de publicidad engañosa.

[1] Preocupación del consumidor tanto por el medio ambiente como por su salud.

Escrito por Juliana Diaz

Referencias:

Btsa, (nd). Los principales certificados de la industria alimentaria. Btsa. Recuperado el 29 de agosto de 2018 de:

https://natural.btsa-es.com/blog/los-principales-certificados-alimentarios

Expansión (2017). Pepsico y su apuesta por alimentos más saludables. Expansión. Recuperado el 29 de agosto de 2018 de:

https://expansion.mx/empresas/2017/09/11/pepsico-y-su-apuesta-por-alimentos-mas-saludables

FMCG & RETAil, (2015). Lo saludable, una tendencia en alza. Nilsen. Recuperado el 29 de agosto de 2018 de:

http://www.nielsen.com/co/es/insights/news/20151/oportunidades-saludables.html

Gullon, (2018). ¿Por qué hay sellos en la mayoría de los alimentos? Gullon. Recuperado el 29 de agosto de 2018 de:

https://gullon.es/sellos-alimentos/

Vidal, N (2015). Alimentación saludable, la gran tendencia de consumo actual. 7 claves orientativas. Ainia Centro Tecnológico. Recuperado el 29 de agosto de 2018 de: https://www.ainia.es/tecnoalimentalia/consumidor/alimentacion-saludable-la-gran-tendencia-de-consumo-actual-7-claves-orientativas/

Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *