Foto tomada de: vozbayatabominas.wordpress.com

Nuestros campesinos: un tesoro invaluable

Colombia es un país ubicado al noroccidente de América del Sur, el cual no solo se caracteriza por su biodiversidad y multiculturalidad, sino porque también es rico en recursos naturales, teniendo en cuenta su privilegiada ubicación geográfica, diversidad de suelos, climas y altitudes. Así mismo, es un país que cuenta con la totalidad de los pisos térmicos, razón por la cual tiene la posibilidad de desarrollar todo tipo de actividades agrícolas y ganaderas, debido a que se pueden encontrar las condiciones precisas para cada una de ellas en diferentes lugares a lo largo del territorio. No obstante, el país cuenta con un gran porcentaje de tierra que es apta para sembrar que no es aprovechada, el cual se aproxima al 67% (según el periódico El Tiempo a partir de un estudio realizado en 2016) con respecto a la totalidad de la misma. Al considerar las razones por las cuales se presenta este alto porcentaje, es fundamental evaluar las condiciones de trabajo de los campesinos que laboran la tierra colombiana.

El sector rural colombiano presenta una compleja realidad social, que puede llegar a ser una de las razones por las cuales la totalidad de la tierra no es aprovechada. El primer factor importante a considerar es el envejecimiento de la población rural, debido a que el promedio de edad de los productores se aproxima a los cincuenta años, mientras que el promedio de la población colombiana oscila los treinta años de edad. (Prada, 2017)

Foto tomada de: https://mayoresdehoy.com

Foto tomada de: https://mayoresdehoy.com

Es posible concluir que el campesino tradicional ha envejecido; pero así mismo que ya no hay jóvenes dedicados a la producción agrícola tradicional. Teniendo en cuenta que los campesinos tradicionales, generalmente hacen parte de familias que han vivido a lo largo del tiempo en el campo, pero actualmente las personas adultas o jóvenes se movilizan a las grandes ciudades en búsqueda de nuevas oportunidades de empleo, en medio de otro tipo de actividades y condiciones.

En medio del cambio poblacional que se ha venido presentando en los campesinos tradicionales, existen muchos elementos que deben tenerse en cuenta. Un elemento muy influyente en la producción, el cual ha sido analizado, es el nivel de educación con que los campesinos tradicionales cuentan, debido a que son personas que han crecido en el ámbito rural y en su mayoría han llegado solamente a cursar hasta quinto grado de primaria e incluso en algunos casos son analfabetas. Este elemento resulta fundamental en medio de la producción total del país y su eficiencia; debido a que puede entorpecer la tecnificación del campo, la búsqueda de nuevos métodos de producción, el proceso emprendido para lograr una producción más eficiente, entre otros. Ese tipo de procesos que llevan a una producción óptima son fundamentales en el territorio colombiano, debido a que parte de los suelos presentan ausencia de nutrientes y/o prácticas agrícolas inadecuadas que no permiten un uso óptimo y eficiente de la tierra, dificultades para cumplir con los requerimientos de calidad que cada vez son más estrictos y que pueden llevar a un mal manejo de desechos, entre otros.

Foto tomada de: https://www.inforural.com.mx

Foto tomada de: https://www.inforural.com.mx

La realidad actual de los campesinos colombianos es preocupante y resulta ser un elemento fundamental que debe ser atendido, teniendo en cuenta que Colombia tiene todo el potencial para ser un país agrícola; el cual podría ser un gran productor agropecuario para los mercados local e internacional. Para ello es indispensable tener personas que se dediquen a ese importante sector, debido a que han venido disminuyendo con el paso de los años. Por otro lado, es fundamental destacar el trabajo invaluable de los campesinos tradicionales que actualmente continúan en esa labor, debido a que a partir de su trabajo el país logra una producción agrícola excelente, donde la mayoría de las tierras mantienen sus nutrientes o son cuidadas para ello. No obstante, en la actualidad, trabajar la tierra no ofrece grandes oportunidades; por lo tanto es fundamental otorgarle un mayor valor y adoptar medidas que aumenten la eficiencia de la producción sin dejar de lado tanto el estado de la tierra y la calidad del producto como la técnica, experiencia y conocimiento de los campesinos tradicionales de vieja data.

Escrito por: Laura Gutiérrez Avila

Referencias:

Dinero. (2018, Marzo 28). Este es el talón de Aquiles del sector agropecuario colombiano. Consultado el 20 de Enero, 2019, de https://www.dinero.com/edicion-impresa/pais/articulo/fallas-del-sector-agropecuario-en-colombia/256769

Manchego, M. M. (2016, Mayo 23). El 65,8 % de la tierra apta para sembrar en Colombia no se aprovecha. Consultado el 15 de Enero, 2019, de https://www.eltiempo.com/archivo/documento/CMS-16601436

Moncayo, C. (2016, October 22). Solo 3 de cada 10 campesinos colombianos tienen contrato laboral. Consultado el 22 de Enero, 2019, de https://www.incp.org.co/solo-3-de-cada-10-campesinos-colombianos-tienen-contrato-laboral/

Prada, S. I. (2017, Noviembre 2). El Mundo. Consultado el 15 de Enero, 2019, de https://www.elmundo.com/noticia/El-campo-envejece/362100

PNUD. Colombia en breve. Consultado el 21 de Enero, 2019,de http://www.co.undp.org/content/colombia/es/home/countryinfo.html

Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *