Imagen 1

La Chapolerita

En San Antonio del Tequendama, municipio colombiano situado en el Departamento de Cundinamarca,  conocido entre otras cosas por el famoso Salto del Tequendama y  por sus bellísimas orquídeas, vive Marta Olarte, hija de Juan Bautista Olarte Riveros, fundador de una de las pocas fincas cafeteras llamada Finca el Porvenir.

Esta historia comienza en 1978, cuando la gran mayoría de las fincas de esta región, pasaban de cultivar cacao a cultivar café, debido al furor de este grano en ese momento. Por este motivo, el señor Juan Bautista decide no quedarse atrás y genera en él un espíritu emprendedor con  la idea de crear una marca única y con una gran riqueza proveniente de la misma naturaleza.

Basándose en el uso de procesos tradicionales y técnicas actuales, la Finca el Porvenir convierte el grano de café de sus plantas en un café molido exótico y único para paladares exigentes. El éxito del sabor de su café, se debe a que aproximadamente hace 25 años, las plantas de café fueron cambiadas por otras variedades más resistentes a la roya, que son Colombia y Castillo. Por otra parte, los arboles forestales como el guamo y los ocobos, no fueron talados, e inclusive, se le añadió a la finca árboles frutales, tales como naranjos y limas.

Uno de los beneficios de estos árboles es ayudar con su sombra para los fuertes veranos que enfrenta la región en ciertas épocas, ya que le brindan sombran a los cafetales. Adicionalmente, estos árboles en algunas estaciones del año sueltan todas sus hojas y frutos, produciendo así un abono totalmente orgánico.

 Fuente: propia. (Se logra apreciar los diferentes árboles frutales, brindándoles sombra a los cafetales).

Fuente: propia. (Se logra apreciar los diferentes árboles frutales, brindándoles sombra a los cafetales).

Aparte de estos beneficios que brindan los árboles, también crean uno de los factores primordiales para que el café de la Finca el Porvenir sea de tan buena calidad y único, y es que todos estos, generan una gran variedad de flores, las cuales han sido ideales para la formación de grandes panales de abejas. Convirtiéndose en polinizadoras claves de los cafetales, otorgando bienestar al cultivo y beneficios económicos para la finca como un aumento del rendimiento, mejor calidad de los granos e ingresos adicionales por la venta de miel y sus subproductos.

Asimismo, las abejas incrementan el número de granos por planta lo cual incrementa la productividad, también aumenta el tamaño y peso del fruto y de la semilla, por ejemplo, “el diámetro de la baya[1] con la polinización abierta es de 1,60 centímetros, mientras que con la auto polinización[2] (la forma habitual de fecundación en los cafetales) alcanza un tamaño medio de 1,34 cm. Mejora la calidad, el sabor y el aroma del grano, se observa una mayor concentración de azúcares, o grados brix, en los frutos del café provenientes de la polinización abierta.” (IICA, 2014)

Imagen 3La señora Marta Olarte tiene un sueño el cual cree cumplir en poco tiempo, y es tostar café para exportarlo a otros países; sin embargo, tiene claro que ella no desea competir por cantidad sino por calidad, mostrándole al mundo el sabor de su región. Vendiendo un café con un valor agregado, empleando un modelo de producción de café ambiental, económico y socialmente sostenible, para la comunidad y en especial para los niños de las veredas aledañas a la finca[3].

Este proceso no ha sido nada fácil para la señora Marta Olarte, desde que falleció su padre, ella ha asumido todo el trabajo de su finca junto con otros dos campesinos, y por este motivo, comenta que a veces es mal visto en esta región que una mujer trabaje en el campo, de todos modos ella desea y sigue adelante con su sueño, y no piensa abandonarlo por nada y por nadie.

Escrito por Daniel Serna.

[1] Según el diccionario, un cafetal es el terreno donde se cultiva el cafeto, que como sabemos es el árbol de aproximadamente 5 a 6 metros de altura, con hojas verdes, flores blancas y cuyo fruto es una baya roja también llamada cereza que contiene dos semillas o granos de café.

[2]Mecanismo de caída natural o de traslado artificial de polen a los estigmas de la misma flor, o de flores diferentes de la misma planta para que se realice la autofecundación en especies autógamas o en alógamas.

Más información en: Autopolinización (Biología) © https://glosarios.servidor-alicante.com

[3] Esto se debe a que la señora Marte Olarte aparte de ser campesina también es misionera de Maria, y uno de sus proyectos de vida es brindarle apoyo a los niños y jóvenes de escasos recursos.

Referencias:

Quiros Erick; Gamboa Harold. (2017). La apicultura y el café, una combinación estratégica para reducir los efectos del cambio climático en la región.. 2017, de Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura Sitio web: https://www.iica.int/es/prensa/noticias/la-apicultura-y-el-caf%C3%A9-una-combinaci%C3%B3n-estrat%C3%A9gica-para-reducir-los-efectos-del

Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *