i1

Un bogotano ganadero en el departamento del meta

Por: Daniela Laguna

El departamento del Meta, ubicado en el centro de Colombia, se caracteriza por ser uno de los territorios más productivos del país. Dentro de sus actividades económicas principales se encuentra la ganadería. Teniendo en cuenta que esta actividad representa el 16% de los empleos permanentes en el campo, decidimos entrevistar un reconocido ganadero de los llanos orientales, su nombre es Marcos Salcedo oriundo de la ciudad de Bogotá, pero llanero por adopción. La entrevista se hizo con la finalidad de conocer de cerca la historia de un representante del sector ganadero del departamento del Meta y su opinión del manejo de la ganadería en la actualidad.

Marcos Salcedo se caracteriza por ser un hombre alegre, extrovertido y muy trabajador; además, por ser un hombre familiar quien dice amar el tiempo de calidad con su esposa y sus tres hijos. Marcos cuenta que desarrolló la vocación de ser ganadero por herencia familiar. Opina que la ganadería en Colombia es generacional o de tradición. En su caso, su abuelo y su padre fueron ganaderos y el decidió seguir el legado familiar.

Su historia de vida inicia en la ciudad de Bogotá donde nació y se educó. Estudió en el colegio de la Salle y se graduó de la Universidad Jorge Tadeo Lozano como administrador de empresas agropecuarias.

A pesar de no crecer en un ambiente íntimamente ligado con el trabajo de llano y la ganadería, Marcos siempre tuvo clara la vocación familiar de hacer productivas sus fincas en los llanos orientales.

i2

Foto propia

“Todo esto de la ganadería inicio en mi vida cuando yo era un niño, mi padre siempre nos llevaba en las vacaciones a la finca en los llanos, pero no ha descansar, sino aprender lo que era el trabajo de llano. En aquel entonces la finca no contaba con televisor, ni piscina, ni siquiera con luz, por lo que el mejor plan era aprender como se ordeñaba una vaca o ir en la madrugada a recoger el ganado de la sabana”

Vale la pena resaltar que la actividad económica de la ganadería se caracteriza por ser generacional teniendo en cuenta que no es un arte o profesión que pueda ser realmente transmitida en un aula de clase, sino por el contrario, una actividad económica que parte de las costumbres, los negocios y las políticas económicas transmitidas de padres a hijos. En Colombia actualmente el sector ganadero representa el 1,4% del PIB y genera 810 mil empleos directos.

El padre de Marcos por su parte trabajaba una ganadería tradicional. Sin embargo, Marcos decidió ver sus fincas como una actividad un poco más empresarial, esto, después de una experiencia que tuvo en un seminario de su universidad donde un personaje durante una cátedra hizo reflexionar a todos los presentes partiendo de las siguientes preguntas:

¿Cual es la extensión de la finca que usted tiene?

¿Cuánto vale su finca? 

¿En cuantos potreros esta dividida su finca?

¿Que área productiva real tiene usted en su finca? (área productiva donde se pueden tener animales, sacando corrales, casas, bosques, etc.)

¿cuantos animales tenían en sus fincas?

Para que después de que todos respondieran estas preguntas pudieran reflexionar en el siguiente cuestionamiento, ¿Quien les administra sus fincas? a lo que todos casi al uní sonó respondieron: El encargado ( Quien normalmente es un muchacho excelente, trabajador pero que no termino tan siquiera el bachillerato pero que de algún modo la experticia le da la habilidad).

Desde aquel día Marcos se apropio empresarialmente del manejo, funcionamiento y proyección de sus tierras, lo cual considera ha mejorado la productividad de las mismas. Un consejo que quiso darnos acerca del desarrollo de esta actividad económica es la especialización en el cultivo del pasto.

“Lo primero que un ganadero debe hacer, es volver eficiente el terreno con pasturas. Pero en Colombia se empieza al revés primero se compra el ganado y después se busca el alimento, por lo que los costos de producción son altísimos. Por esta misma razón no se sabe cuántos animales se pueden tener por hectárea”

En el departamento del Meta la ocupación de reces es de 0,6 animales por hectárea, cuando una ocupación optima sería tener 2 animales por hectárea. Por lo tanto, la tierra debería ser mucho más productiva de lo que actualmente está siendo. Sin embargo, es importante ser consciente del impacto ambiental que esto causa.

En general los ganaderos del país no tienen como prioridad el efecto ambiental que sus prácticas generan, sino sencillamente se dedican a la ganadería extensiva”

Ahora bien, en cuanto al tema de comercialización Marcos comenta que ellos venden directamente a gente que conocen de hace mucho tiempo atrás, debido a la confianza que hay entre las partes. Por otro lado, para la exportación comenta que no tiene el apoyo de FEDEGAN, ya que en términos generales ellos apoyan más al sector de la costa.

La entrevista finaliza contándole a Marcos sobre una nueva aplicación para el sector ganadero llamada MUU-B “el nuevo Uber de la ganadería” dedicada al comercio y transporte de reses. Esta aplicación fue creada y desarrollada por metenses quienes encontraron una necesidad en el sector y quisieron optimizar la cadena de valor de la ganadería actual. Los creadores de esta aplicación han ganado premios de innovación y emprendimiento tanto a nivel nacional como a nivel internacional.

Referencias

Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *