i2

La ONG rural más grande del mundo es colombiana

Fuente: FNC©

Escrito por: Juan Camilo Gallego

Aunque muchos no lo crean, la Federación Nacional de Cafeteros es una institución bastante admirada tanto a nivel nacional como internacional. Esto se debe al rol crucial que ha jugado durante los últimos 90 años en la construcción de un mejor país. Como parte de su misión estratégica esta organización tiene como propósito velar por los intereses de todas las familias caficultoras de Colombia. Y, a pesar de todas las dificultades que ha vivido el país en los últimos años, esta organización siempre se ha mantenido en pie. Este artículo tiene como propósito mirar cómo fue que se creó la Federación, y explicar su vital importancia dentro del desarrollo rural del país.

Son varias las razones que nos muestran porqué se creó la Federación Nacional de cafeteros (FNC). Pero para entender un poco más a profundidad, es necesario analizar el contexto histórico de la época. Para la década de los años 20 del siglo XX, el mundo en general estaba viendo una especie de renacer tras la crisis causado por la terminación de la Primera Guerra Mundial.  Dentro este renacer, los precios del petróleo y el café gozarón un aumento considerable a nivel internacional. Gracias a este auge, más y más colombianos entraron a sembrar cafetos.

“Los precios del café pasaron de estar a 15 centavos en 1920 a 28 centavos en 1928. Igualmente, la producción aumentó considerablemente, pues pasó de ser 1 millón de sacos en 1920 a 2.2 millones para el año 1928” (Seather, 1999 Pg. 135).

 Para manejar todo este crecimiento se creó en el año 1927 la FNC, del a cualexisten diferentes versiones de su nacimiento. A pesar de muchas crisis como la Gran Depresión, la Segunda Guerra Mundial y la época de la Violencia en Colombia, la FNC siguió trabajando, siempre con el objetivo de representar a las familias caficultoras del país.

Para entrar en contexto, un estudio de la Universidad de Oslo, escrito por Steinar Saether que se titula Café, conflicto y corporativismo (Una hipótesis sobre la creación de la FNC en 1927), deja una recopilación de las diferentes versiones del porqué se creó la FNC. Según Saethe hay dos hipótesis principales a la cuales se les puede adjudicar la creación de este organismo. La primera es “una consecuencia de coyunturas del mercado del café internacional” (Seather, 1999 Pg. 137). Pues creció de una manera muy acelerada, por lo que se vio la necesidad de crear una federación para poder organizar a todos los actores de la cadena de valor y de esta manera estar mejor preparados para la comercialización en el mundo.

 La otra hipótesis, aunque un poco más crítica, también es sensata, teniendo en cuenta las circunstancias del país. Aquí Saether cita al profesor Ablasón Machado, en donde este explica que la Federación nace de una “unión entre la burguesía comercial exportadora y una burguesía cafetera terrateniente” (Seather, 1999 Pg. 136).  Todo esto con el propósito de enfrentar el capital extranjero que atentaba contra sus intereses.

i1

Fuente: FNC ©

Después de haber entendido un poco cómo nació la FNC, es importante resaltar la relevancia que ha tenido en la construcción de Colombia. Según el diario La Economía de Alta Gerencia, la FNC, desde 1944, ha gestionado recursos para la infraestructura del país de más siete billones de pesos. De estos siete billones “61% se destinó a obras de vivienda y servicios públicos; 25% a la construcción y mantenimiento de vías, puentes y obras conexas; 12% al desarrollo de infraestructura educativa, de salud y comunitaria, y 2% a infraestructura productiva” (La Economía, 2017). Además, de esto hay que sumarle en temas tangibles, la construcción e intervención en acueductos, plantas de energía, carreteras, puentes, colegios, hospitales. En temas de pedagogía, la FNC ha liderado modelos de educación rural pertinente, dotación educativa, gestión empresarial, equidad de género, recuperación y conservación de recursos naturales y biodiversidad que apuntan a una caficultura más sostenible” (La Economía, 2017).

i3

Fuente: FNC©

A manera de conclusión, podemos ver cómo la FNC ha sido una institución que ha perdurado en el tiempo, como muy pocas en este país. Y, esta perduración tiene aún más mérito si se analiza todo el bien que le ha causado a una gran parte de la sociedad colombiana. Sin embargo, velar por los derechos del sector rural siempre va a presentar unos obstáculos mayores, pues cada vez más la gente tiende a abandonarlo. A pesar de esto, la gestión que ha hecho la FNC no solo está en la inversión en infraestructura, sino en programas que mejoren la calidad de vida del campesino. Gracias a esto la FNC, quien es uno de los gremios más añejos del mundo, tiene muchísimas cosas por admirar, pero por supuesto por mejorar. Lo triste del asunto es que a veces el colombiano promedio no tiende a darle importancia a la nuestro y empieza a fijarse más en lo de afuera.

Referencias

  • Saether, Steinar. “Café, Conflicto y Corporativismo (Una Hipótesis Sobre La Creación De La FNC En 1927.” Anuario Colombiano De Historia Social De Cultura, NA, 1999, pp. 134–163.
  • Economía, Diario La. “Federación Nacional De Cafeteros, 90 Años Construyendo País.” Diario La Economía, La Economía De Alta Gerencia, June 2017, diariolaeconomia.com/tomemos-cafe/item/3219-federacion-nacional-de-cafeteros-90-anos-construyendo-pais.html.

•            “La Verdadera Historia De La Federación De Cafeteros.” Crónica Del Quindío, Crónica Del Quindío, 3 Mar. 2013, www.cronicadelquindio.com/noticia-completa-titulo-la_verdadera_historia_de_la_feder

Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *