i1

Fertilización: ¿Orgánica o sintética?

Imagen 1. Fertilizante sintético (izq.) y orgánico (der.). Recuperado de: (Pennington, 2019) y (Hawaii NearSay, 2017)

Escrito por: Simón Frattini Mesa*

En la agricultura tradicional se tiene la idea de que las plantas requieren fertilizantes para crecer adecuadamente. Si bien no es del todo incorrecta esta afirmación, es imprecisa, puesto que en realidad es el suelo el que requiere los fertilizantes. De hecho, las plantas no tienen la capacidad de discernir el origen de los fertilizantes, si son orgánicos o sintéticos, lo único que importa es que reciban los 16 macro y micronutrientes en las cantidades apropiadas (Skelly, 2010).

Es por esto, que la calidad del suelo es el elemento clave para poder determinar la salud de las plantas, puesto que este es el lugar del cual absorben estos nutrientes. Este tema es crítico para el país porque para finales del 2016 en Colombia el 85% de los suelos presentaban condiciones de acidez y baja fertilidad, haciendo obligatorio el uso de fertilización para suplir las necesidades de los cultivos (González, 2016). Y, por si fuera poco, para el 2018 se calculaba que los cultivos agrícolas del país se encontraban en un estado de subnutrición de alrededor del 36% debido al uso insuficiente de fertilizantes[1] (Dinero, 2018).

Esta situación revela la importancia que tienen los fertilizantes dentro de la agricultura nacional, existen necesidades del suelo colombiano que no están siendo cumplidas a cabalidad, por lo que la producción no alcanza los valores estimados. Sin embargo, la imagen de la situación es incompleta sin ahondar en el hecho de que existen dos tipos principales de fertilizantes y cada uno de ellos contiene propiedades que se traducen en ventajas y desventajas para la alimentación del suelo. Por lo tanto, el motivo de este artículo es hacer una comparación entre ambos tipos de fertilizantes para dar una idea completa sobre los efectos que tienen en los cultivos, y, así complementar el panorama de la fertilización en el país.

Es preciso comenzar hablando de los nutrientes que las plantas requieren, puesto que, los fertilizantes deben contenerlos para alimentar el suelo y las plantas. En primer lugar, están los nutrientes principales que son el nitrógeno (N), fósforo (P) y el potasio (K), los cuales se encargan de brindar ciertas cualidades a las plantas. El nitrógeno logra que las plantas tengan un buen desarrollo de hojas y color verde intenso. Debe ser agregado periódicamente ya que se pierde con facilidad con el riego y la evaporación. Por otra parte, el fósforo actúa en el desarrollo y crecimiento de las hojas, en la floración, en la formación de frutos y en las raíces. Mientras que, el potasio “(…) ayuda a la asimilación de hidratos de carbono y su acumulación en los órganos de reserva. Este elemento favorece la resistencia de las plantas a la sequía, el frío y las enfermedades.” (Conceptos básicos de la fertilización, s.f.)

i2

Imagen 2. Aplicación de fertilizante sintético. Recuperado de: (Seminis, 2017)

Luego de haber mencionado los principales nutrientes que las plantas requieren, vale la pena mencionar los dos tipos principales de fertilizantes que se pueden conseguir en el mercado: los orgánicos y los sintéticos. Los primeros consisten de productos naturales, tales como desechos vegetales o animales que han pasado por el menor procesamiento posible (Zamnesia, 2018). Son lo más parecido a lo que se encontraría de forma natural en la tierra, conteniendo, además de los desechos, organismos vivos como lombrices, hongos y microorganismos que procesan los nutrientes antes de depositarlos en el suelo. Por su parte, los sintéticos “(…) son artificiales, y son productos altamente procesados que se crean para tener un contenido muy específico y controlado.” (Zamnesia, 2018). Típicamente los fertilizantes sintéticos son hechos a partir de derivados de petróleo o gas natural, además de tomar extractos de materiales obtenidos de la minería  (Miller, 2018). Aun teniendo un impacto ambiental mucho mayor, en Colombia la preferencia es por el uso de fertilizantes sintéticos (González, 2016).

Habiendo definido ambos tipos de fertilizante, el paso a seguir es mencionar las ventajas y desventajas de cada uno. Los fertilizantes orgánicos, al ser lo más parecido a lo que naturalmente se encontraría en el suelo siguen un proceso más largo para depositar los nutrientes en el cultivo. Esto se debe a que deben ser primero descompuestos por los microorganismos y las lombrices en condiciones húmedas y de temperatura caliente, porque de otra manera las plantas no logran absorber los nutrientes. Esta situación genera que los fertilizantes orgánicos se demoren más tiempo en liberar los nutrientes y dependan del clima, por lo que los resultados no se ven de un día para otro (Miller, 2018).

Esto a su vez, logra que exista un menor riesgo de sobrealimentación y acumulación de toxinas que generen acidificación o sales residuales que dañen el suelo y las plantas (Zamnesia, 2018). Sin embargo, al ser mínimamente procesados no es posible conocer con exactitud las concentraciones de nutrientes que contienen, haciendo difícil la comprensión de las necesidades que tiene el suelo (Miller, 2018). Además de que es preciso mencionar que el “estiércol sin pasar por un proceso de compostaje también puede ser muy dañino debido a que tiene una alta concentración de sales y bacterias dañinas.” (Penhallegon, 2015), lo cual es una práctica comúnmente usada.

Mientras tanto, los fertilizantes sintéticos son potentes y específicos, pues permiten saber con exactitud cuales componentes tienen y así saber qué necesidades del suelo y de las plantas están siendo satisfechas (Gliptis, 2018). Además, son manufacturados para ser absorbidos por el suelo directamente, por lo que sus efectos en las plantas son muy rápidos (Gliptis, 2018). Sin embargo, debido a sus altas concentraciones de componentes activos, si son utilizados en demasía, pueden generar acumulaciones de sales tóxicas, quemaduras en las plantas, cambios en el pH del suelo[2] y aumentar el número de pestes (Gliptis, 2018) (Lipford, s.f.).

Adicional a estos problemas, los fertilizantes sintéticos están sujetos al leaching o lixiviación, fenómeno en el que se genera la pérdida de nutrientes vegetales solubles en agua del suelo, debido a la lluvia y el riego (Miller, 2018). Este fenómeno causa que los nutrientes sintéticos se filtren a través del suelo antes de que las plantas los puedan absorber llegando a contaminar ríos, lagos y acuíferos generando eutrofización[3].

i3

Imagen 3. Fertirriego por goteo. Recueperado de: (Sela, 2019)

El tema de los fertilizantes no es uno que pueda ser tratado superficialmente, como se expuso existen varias condiciones que deben ser tenidas en cuenta a la hora de elegir la mejor solución. Ninguno de los dos tipos es perfecto, y lo que se ha encontrado con las investigaciones es que lo mejor es combinarlos utilizando una técnica conocida como Gestión Integrada de la Nutrición de las Plantas (Integrated Plant Nutrition Management en inglés), para así obtener lo mejor de ambos tipos de fertilización (Skelly, 2010).

Como comentario final, no se puede ignorar el impacto tan positivo que tiene la agricultura de precisión para la optimización de los fertilizantes. De hecho, el uso de sistemas de telemetría para conocer las condiciones del suelo en tiempo real e históricamente logra disminuir en gran medida los impactos negativos de los fertilizantes sintéticos. La razón principal de esto es que al conocer el estado y las necesidades del suelo y de las plantas, se puede aplicar las cantidades precisas y exactas en cada una de las plantas de los cultivos utilizando, por ejemplo, sistemas de fertirriego mecanizados. En otras palabras, el uso de la tecnología puede ser la salida a las problemáticas generadas por el uso indiscriminado de los fertilizantes.

* Estudiante de último semestre de Ingeniería Mecánica y Administración, con interés en la aplicación de la ingeniería en el campo para obtener mayor eficiencia y desarrollo agrícola.

Referencias

Borrás, C. (30 de Julio de 2018). ¿Qué es la eutrofización? Obtenido de Ecología Verde: https://www.ecologiaverde.com/que-es-la-eutrofizacion-34.html

Conceptos básicos de la fertilización. (s.f.). Obtenido de Plantas.Ddinova: http://plantas.ddinnova.net/?p=279

Dinero. (21 de Diciembre de 2018). Baja uso de fertilizantes en el país. Obtenido de Dinero: https://www.dinero.com/economia/articulo/cae-uso-de-fertilizantes-en-cultivos-del-pais/265765

Gliptis, J. (12 de Abril de 2018). Organic fertilizer vs. inorganic. Obtenido de Mowbot: https://www.mowbot.com/blog/organic-fertilizer-vs-inorganic

González, X. (27 de Septiembre de 2016). Los fertilizantes N-P-K son los más usados por los agricultores. Obtenido de Agronegocios: https://www.agronegocios.co/agricultura/fertilizantes-n-p-k-son-los-mas-usados-2622169

Hawaii NearSay. (15 de Agosto de 2017). 5 Types of Synthetic & Organic Fertilizer. Obtenido de Hawaii NearSay: https://nearsay.com/c/324610/4013/5-types-of-synthetic-organic-fertilizer

Lipford, D. (s.f.). The debate over organic vs. chemical fertilizers. Obtenido de Today’s Homeowner : https://todayshomeowner.com/debate-over-organic-chemical-fertilizers/

Miller, R. (17 de Diciembre de 2018). Inorganic Fertilizer Vs. Organic Fertilizer. Obtenido de San Francisco Gate: https://homeguides.sfgate.com/inorganic-fertilizer-vs-organic-fertilizer-39528.html

Penhallegon, R. (Marzo de 2015). Here’s the scoop on chemical and organic fertilizers. Obtenido de Oregon State University: https://extension.oregonstate.edu/news/heres-scoop-chemical-organic-fertilizers

Pennington. (10 de Spetiembre de 2019). All You Need To Know About Organic Fertilizer. Obtenido de Pennington: https://www.pennington.com/all-products/fertilizer/resources/what-is-organic-fertilizer

Sela, G. (19 de Febrero de 2019). Fertiriego. Obtenido de Cropaia: https://cropaia.com/es/blog/fertirrigacion/

Seminis. (18 de Julio de 2017). Agricultura y fertilizantes, una dupla eficiente. Obtenido de Seminis: https://www.seminis-las.com/agricultura-y-fertilizantes/

Skelly, J. (01 de Junio de 2010). Organic vs. Inorganic fertilizers. Obtenido de Northern Nevada Horticulture: http://www.growyourownnevada.com/organic-vs-inorganic-fertilizers/

Zamnesia. (31 de Diciembre de 2018). Diferencia: Fertilizantes Sintéticos vs Naturales. Obtenido de Zamnesia: https://www.zamnesia.es/blog-diferencia-fertilizantes-sinteticos-vs-naturales-n537

[1] El artículo menciona que a diciembre del 2018 se utilizaban 1.6 millones de toneladas de fertilizantes en el país, lo cual es insuficiente respecto a las 2.5 millones que se deberían consumir.

[2] El pH es una medida de acidez del suelo, puede variar entre 0 y 14, y los suelos se clasifican así dependiendo del valor de pH que tengan: Suelos ácidos: pH inferior a 6,5. Suelos neutros: pH entre 6,6 y 7,5.

Suelos básicos: pH superior a 7,5. (Técnico Agrícola, 2013)

[3] Es un proceso de enriquecimiento anormal de nutrientes en un ecosistema acuático que provoca un crecimiento acelerado de algas y otras plantas verdes que cubren la superficie del agua y evita que la luz solar llegue a las capas inferiores, acabando con la vida debajo de la superficie. (Borrás, 2018)

Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *