a1

Ganadería: una mirada a los desafíos del futuro.

Imagen 1: Jornada de chequeo a bovinos en corral (izq) y desarrollo y chequeo de potreros (der) por parte de Carnes del Pauto S.A.S. Elaboración propia.

Escrito por: Mateo Pimentel Sarmiento*

En la agricultura actual, la actividad ganadera es una fuente de empleo e ingresos de gran magnitud. Más precisamente, este sector produce el 1,6% del PIB nacional y el 24,8% del PIB agropecuario, y, en consecuencia, genera 810.000 empleos directos, los cuales representan el 6% del empleo nacional (FEDEGAN, 2019).

Sin embargo, este es un sector que enfrenta importantes desafíos de sostenibilidad en el corto plazo provenientes de una creciente preocupación y exigencia sobre el medio ambiente y el bienestar animal por parte de los consumidores. Como muestra de esto, es posible evidenciar una disminución o desaceleración en las ventas de carne en múltiples países tales como: España en un -2,7%, Brasil en un -1,2% y USA con un leve incremento de 1,0% (Passport, 2018).

Adicionalmente, estudios como los provenientes de WWF (2018) señalan tres componentes principales por los cuales la ganadería (al aire libre o estabulada) repercute de forma negativa en el medio ambiente, afectando su imagen ante el consumidor final. Primero, la alta emisión de gases de efecto invernadero como CO2, metano y óxido nitroso derivado de los procesos digestivos de los rumiantes, su transporte y la creación del forraje para su alimentación. Según la FAO (2013), la industria ganadera para la producción de carne y leche es responsable del 8,4% de todas las emisiones de gases invernaderos en el mundo, aproximadamente. Segundo, la compactación del suelo debido al mal manejo de los terrenos, la cual puede derivar en su posterior erosión para el caso de las practicas ganaderas al aire libre. Finalmente, la deforestación motivada por la extensión de la frontera agrícola que disminuye la captura de gases de efecto invernadero.

No obstante, existen metodologías mediante las cuales la ganadería puede llegar a ser sostenible y disminuir su impacto. Según diversos estudios, existe un potencial de reducción del 65% de las emisiones por medio de la implementación de las siguientes practicas:

  1. Cambio de dieta en los bovinos: las emisiones de metano corresponden cerca del 10% de todos los gases de efecto invernadero generados en la ganadería a nivel mundial. Estas surgen debido a las bacterias presentes en el rumen de los bovinos. Estudios elaborados por Kebreab (2018), profesor del MIT, demuestran la efectividad de la leve ingesta de algas en la reducción de la emisión de metano hasta en un 80%. Por otro lado, científicos también han propuesto la alteración del micro bioma presente en el rumen con el fin de mitigar los efectos de las bacterias ahí presentes.
  2. Captura de gases de efecto invernadero: conocido como “grassland carbon sequestration”. La FAO (2013) ha propuesto esta práctica como respuesta a la deforestación generada por la misma industria ganadera. Acá, se propone mezclar pastos mejorados de alto contenido nutricional con otros locales con raíces de gran profundidad, sumado a especies de árboles locales al terreno donde se lleve a cabo la práctica con el objetivo de incrementar la captura de gases. Estos últimos, también incrementaran la sombra presente en los potreros, disminuyendo el gasto de energía de los animales y por ende, aumentando su productividad. Esto último factor genera una disminución en el ciclo de vida del animal y en consecuencia los gases emitidos.

a2

Imagen 2: sistema silvopastoril en épocas de baja lluvia en las bocas del rio pauto (Orinoquia). Elaboración propia

  1. Reducción del uso de la tierra: como se expuso anteriormente, uno de los principales impactos de la ganadería es el uso excesivo de la tierra ocasionando que el suelo se compacte, ocasionando que las raíces del pasto no puedan perforar el terreno y ocasionando su posterior erosión (DPI, sf). Por ende, las recomendaciones del Departamento de Industrias Principales de Australia se basan en el seguimiento constante de la longitud del pasto, no dejándolo llegar a una longitud inferior a 3cm antes de rotar el ganado a otro potrero

Finalmente, pese a estos desafíos, existen asociaciones ganaderas y productores que los han percibido como una oportunidad de posicionamiento y diferenciación que permita satisfacer una demanda creciente por productos sostenibles, generando un valor agregado en sus productos.

Un claro ejemplo es en Colombia, donde existe un proyecto de sistema silvopastoril (técnica de grassland carbón sequestration) elaborado por FEDEGAN en donde se diseñan los potreros a partir del trabajo en cuatro factores: arbóreo, forrajero, suelo y microclima. Acá, estos se articulan para generar un “hábitat” donde se incrementa la productividad como producto de la disminución del deterioro del suelo y el estrés animal (menor exposición al sol). Todo esto, mientras se captura un mayor número de gases de efecto invernadero. Cabe resaltar que el apoyo de la asociación a estos proyectos no se extiende a todos los territorios del país (FEDEGAN, sf)

a3

Imagen 3: Sistema silvopasoril en desarrollo en la Orinoquia (época de lluvia) por parte de Carnes del Pauto S.A.S. Elaboración propia

Por otro lado, el proyecto ProjectPioneer en Australia el cual es apoyado por WWF en donde mediante mejores prácticas en el manejo de suelos, pastos y árboles, se disminuyen factores como: la erosión y la contaminación de fuentes de agua. Todo mientras se construye marca y se generan ganancias como producto de esta.

Por último, si bien existen metodologías y proyectos dirigidos al incremento de la sostenibilidad en materia ganadera, estos últimos son costosos y el apoyo a los productores es limitado, lo cual hace que el acceso a estas prácticas sea restringido y se pierdan oportunidades de posicionamiento y mejoramiento del negocio. Es por esto, que resulta de gran importancia obtener un mayor apoyo a programas ganaderos relacionados con la sostenibilidad y a fomentar las ideas innovadoras que permitan generar un mayor impacto en la comunidad, los productores y el medio ambiente.

BIBLIOGRAFIA:

FEDEGAN (2019) Cifras de referencia del sector ganadero colombiano. Obtenido de: https://www.fedegan.org.co/estadisticas/documentos-de-estadistica

R. Foundation (2018) Cars or lifestock: which contribute more to climate change?. Obtenido de: http://news.trust.org/item/20180918083629-d2wf0

Base de datos Passport (2018) Resumen de industria de alimentos frescos: carne. Obtenido de https://www-portal-euromonitor-com.ezproxy.uniandes.edu.co:8443/portal/analysis/tab

W.W.F (s.f) Project Pioneer. Obtenido de: https://www.wwf.org.au/what-we-do/food/beef/project-pioneer#gs.ukdeve

W.W.F (s.f) Beef. Obtenido de: https://www.wwf.org.au/what-we-do/food/beef#gs.ukdge4

D.P.I (s.f) Responsible, sustainable beef production. Obtenido de: https://www.dpi.nsw.gov.au/animals-and-livestock/beef-cattle/husbandry/general-management/production

FAO (2013) Tackling climate change through livestock: a global assesment of emissions and mitigation opportunities. Obtenido de: http://www.fao.org/3/a-i3437e.pdf

Temple (2018) Como reducir las emisiones de metano de las vacas con algas. Obtenido de. https://www.technologyreview.es/s/10766/como-reducir-las-emisiones-de-metano-de-las-vacas-con-algas

Watts (2019) Las sorprendentes maneras de reducir los gases contaminantes que producen las vacas. Obtenido de: https://www.bbc.com/mundo/vert-fut-49557404

Fedegan (s.f) Programas de ganaderia sostenible. Obtenido de: https://www.fedegan.org.co/programas/ganaderia-colombiana-sostenible

Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *