a1

Desarrollo Inclusivo en el Campo Colombiano

Pequeña productora cargando cosecha. Fuente: https://www.iagua.es/noticias/

Por: María Antonia Jiménez*

Actualmente uno de los sectores en Colombia con mayor potencial para convertirse en un motor de desarrollo económico y social es el agrícola. Este es un sector que ha tendido a ser olvidado y desaprovechado en el país. Según el último reporte de Endeavor(2019), en los últimos 50 años pasó de representar el 70% del PIB nacional a un 2% para el 2018. Sin embargo, existe un gran potencial en los recursos abundantes del país, pero estos deben ser aprovechados de una forma organizada, centrada en la productividad, la sostenibilidad y la innovación.

Uno de los factores más importantes para que este sector pueda crecer y convertirse en protagonista en el país es el factor humano. Se debe incorporar la esfera social en cualquier estrategia de desarrollo que se formule para el sector, pues al generar un mayor bienestar para las personas que dedican su vida a las labores agrícolas, se puede combatir la tendencia al abandono de estas prácticas.

Este artículo tiene como propósito explicar la estrategia utilizada por la CCI, Corporación Colombiana Internacional, para generar desarrollo, impacto social y mejores condiciones de vida para los pequeños productores. Esto, con el objetivo de evidenciar cómo el desarrollo de los pequeños agricultores y el campo colombiano tiene la capacidad de transformar el país.

a2

Los frutos del trabajo de pequeños productores. Fuente: Foto por Juan Carlos Sierra, extraída de la revista Dinero

La CCI es una organización que se dedica a apoyar y fortalecer el sector agrícola en Colombia, por medio de proyectos que generan productividad, rentabilidad e incentivan la inclusión social. Esta organización lleva trabajando bajo este enfoque desde su creación, hace 27 años, y en el 2019 fue reconocida entre las “25 empresas que más aportan al país”, reconocimiento elaborado por la revista Semana para reconocer a las empresas que generan valor agregado a la sociedad.

Lo que propone la CCI para cumplir con el objetivo de generar desarrollo, impacto social y mejorar las condiciones de vida de los pequeños productores, es promover las acciones colectivas. El programa consiste en tres años de acompañamiento integral a los trabajadores, en los que se busca desarrollar y potenciar sus habilidades al brindarles las herramientas necesarias para convertirse en agro-empresarios autónomos. La metodología abordada en este proceso se denomina MACS, Modelos Agro Empresariales Competitivos y Sostenibles, el cual incorpora 4 componentes clave: técnico ambiental, comercial, socio-empresarial y financiero.

a3

Pequeño productor trabajando la tierra. Fuente: https://atlinnovacion.com/

A partir de este programa  “más de 575.000 productores del país han recibido acompañamiento de la CCI en el cultivo y producción frutales, vegetales, cacao, café especial, tilapia, trucha, camarón, ganadería intensiva y silvopastoril, tubérculos, porcicultura entre otros con procesos productivos asociativos y con calidad.” (Revista Dinero, 2019) Dentro de los beneficiados se encuentran, campesinos, mujeres y jóvenes, indígenas y afrodescendientes, que han tenido la oportunidad de fortalecer su negocio y de esta forma mejorar su calidad de vida.

Así mismo, han logrado generar agronegocios con comunidades en 22 de los 32 departamentos del territorio nacional. También se ha logrado visibilizar internacionalmente, tanto los productores como los productos, al incorporar la exportación dentro de la estrategia comercial. Al revisar los datos anteriores es evidente que la agricultura es un sector amplio con una alta variedad de oportunidades de negocio. De la misma forma es un sector que puede beneficiar y ampliar el alcance de comunidades vulnerables en Colombia, y de esta manera generar cambios económicos y sociales que logren reducir la pobreza en el territorio nacional.

En conclusión, Colombia tiene una herramienta muy poderosa en la agricultura que no ha sabido aprovechar al máximo. Esta herramienta no solo tiene la capacidad de generar desarrollo económico, sino transformar la realidad del país. Esto, ya que brinda la posibilidad de generar un desarrollo inclusivo, al integrar diferentes actores en una actividad sostenible y competitiva. Desde un punto de vista personal, el incremento en pequeños productores que logran generar un negocio estable también minimiza la posibilidad de que estas personas recurran a métodos ilícitos para su subsistencia. Lo que puede determinar no solo una reducción en la pobreza sino también en la violencia que atormenta el país.

Bibliografía:

Revista Dinero (2019). CCI representa a pequeños productores colombianos ante el mundo. Extraído de: https://www.dinero.com/especiales-comerciales/especiales/articulo/cci-representa-a-pequenos-productores-colombianos-ante-el-mundo/276284

Endeavor (2019). Emprendimiento de alto impacto | motor de desarrollo productivo para el agro colombiano. Extraído de: https://endeavor.org.co/

Compartir:

1 comment

  1. Andrés Castro
    Responder

    Buen día soy Diseñador Industrial e investigador con la Universidad Nacional para el mejoramiento de las condiciones laborales de los trabajos agricolas por medio de herramientas, implementos, puestos de trabajo entre otros. Además he desarrollado diseño de productos alimenticios con mujeres en el Chocó, me gustaría involucrarme con ustedes, muchas gracias por su atención.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *