Ilustración 2 Búfalo de raza Murrah ubicada en finca a las afueras de Barrancabermeja, Santander, Colombia

Los búfalos, una opción en la ganadería (cárnicas, lácteas y laborales)

Por: Daniela Martínez

Ilustración 1 Bufalera la reserva asociación colombiana de criadores de búfalos

Ilustración 1 Bufalera la reserva asociación colombiana de criadores de búfalos

El búfalo despierta mi interés al conocer la empresa de venta de productos cárnicos búfalos beef, la cual tiene su punto de producción en Medellín, Colombia y desde ahí surte a gran parte del país. Los búfalos son una opción en la ganadería que llegan a Colombia hacia los años 60s-70s con dos principales razas: el Murrah y la Mediterránea. Este ganado era reconocido por tres habilidades en el campo: producción de carne, producción de leche y apto para el adiestramiento, lo cual lo convierte en un excelente animal de tiro. En los últimos años se ha venido desarrollando la cría de búfalos por sus propiedades y beneficios, tanto para el consumidor como para el productor de este animal.

Los búfalos de raza Murrah son originarios del noroeste de la India; esta raza posee un conformación carnicera importante y ubres bien desarrolladas. Esta raza es considerada la mejor productora de leche, pues alcanza un promedio de 2.010 litros de leche por lactancia y esta etapa tiene una duración de 270 a 306 días. Por otro lado, la raza mediterránea tiene orígenes en la India, pero actualmente se define como una raza europea. Esta raza también tiene una contextura robusta y caracterizada por buena producción lechera y carnicera.

Ilustración 2 Búfalo de raza Murrah ubicada en finca a las afueras de Barrancabermeja, Santander, Colombia

Ilustración 2 Búfalo de raza Murrah ubicada en finca a las afueras de Barrancabermeja, Santander, Colombia

En Colombia las razas principalmente comercializadas y criadas debido a sus características son los Murrah y la Mediterranea. Ambas razas son conocidas por su buena producción lechera. La leche del búfalo es altamente apetecida por 4 principales razones. En primer lugar, por su alto contenido nutricional, en segundo lugar, por su optimo rendimiento en el desarrollo de derivados lácteos, en tercer lugar, por su producción a bajo costo, puesto que esta raza no necesita suplementos vitamínicos para su producción y, por último, por ser altamente apetecida en el mercado tanto por sus consumidores, pues es reconocida por su alta calidad y sabor, como para los productores al ser mejor remunerada que la bovina.

Ilustración 3: Producción internacional de queso mozzarella de búfala

Ilustración 3: Producción internacional de queso mozzarella de búfala

Por otro lado, el búfalo también es reconocido para la producción de carne pues esta tiene una composición grasa baja en colesterol, lo que la hace llamativa para varios de sus comensales. El búfalo además de sus propiedades en los productos cárnicos se diferencia por la precocidad, con esto, haciendo referencia a que el búfalo alcanza su madurez en dos años un tiempo considerablemente menor, en comparación con el ganado vacuno, 3 años. Esto significa menores costos al reducir el tiempo en el desarrollo de este animal.

Además, la carne de búfalo tiene un sabor muy similar al del ganado vacuno, siempre y cuando la búfala se mantenga en un rango de edad entre los 18-36 meses; fuera de este tiempo la calidad disminuye notoriamente.  Por esto, comparando una carne de búfalo y de un mestizo cebú en óptimas condiciones la diferencia en calidad y sabor es mínima.

En cuanto apariencia, los productos de búfala si tiene ciertos rasgos que los diferencian de los vacunos. En cuanto a la leche, es evidente que el color es mucho más blanco que el del vacuno y en cuanto a la carne, tiene un color más oscuro y con franjas de grasa más blancas. Pero no solo es diferente en apariencia sino en componentes nutricionales, pues como ya se mencionó la carne de búfala tiene 40% menos de colesterol que el vacuno, tiene un mayor componente proteico y menor componente graso, lo cual hace esta carne menos calórica. Por esta razón, la carne de búfalo aporta mayores beneficios alimenticios comparado con la carne vacuna.

Ilustración 4:Punta de anca de búfalo de la empresa búfalos beef

Ilustración 4:Punta de anca de búfalo de la empresa búfalos beef

Por otro lado, los búfalos son animales que se caracterizan por su fortaleza. Estos animales tienen bastantes ventajas a la hora de su crianza. En principio tienen un desarrollo precoz que disminuye costos en el sostenimiento del animal. Se acomodan en terrenos inundables, por esto son aptos para regiones con alta frecuencia de lluvia, además de poseer fácil adaptación a diferentes climas. Asimismo, su alimento no requiere de pastos específicos, es decir, digieren con facilidad la maleza y alimento de baja calidad. Además, la ventana de fertilidad de la búfala es el doble a la de la vaca, pues esta alcanza los 20 años reproductivos. También estos animales son resistentes a enfermedades y a plagas, logrando reducir el gasto en medicamentos. Por último, la vida del búfalo es 3 veces mayor a la del ganado vacuno, ya que cuenta con bajas tasas de mortalidad, representando una ganancia para el ganadero.

En conclusión, los búfalos son animales de triple propósito lo que los hace llamativos en la industria ganadera. Cuentan con excelente producción lechera, caracterizada por sus componentes nutricionales, calidad y sabor. Son animales aptos para la producción de carnes, entregando al mercado un producto con componentes atractivos para la nutrición del consumidor. Además, el búfalo cuenta con ventajas frente al crecimiento precoz, adaptabilidad al entorno y fácil mantenimiento para el ganadero. Por todo lo anterior, el búfalo se convierte en un animal cuya demanda a lo largo de los años aumenta por sus características.

Bibliografía:

Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *