Imagen4

Reserva natural el Zoque, un paraíso escondido a las afueras de Bogotá

Por: Sofía Sanz De Santamaría, estudiante de administración de empresas.

A unos 50 kilómetros de la capital colombiana se encuentra el municipio de Guasca. Un pueblo pequeño y tradicional. Este pueblo esconde uno de los lugares más maravillosos, la reserva natural el Zoque.

Esta reserva está ubicada en la vereda Pastor Ospina, y nace a raíz de que en la finca de una familia había mucho bosque nativo. Ellos no sabían que hacer con este “terreno perdido”, debido a que es prohibido la tala de este. Entonces, decidieron aliarse con el vecino para crear esta reserva y darle un buen uso a todo este terreno nativo que se encuentra a los alrededores de la finca.

Siguiendo con un poco de la historia de esta finca, me gustaría hablar sobre la represa privada que tenían. Era una represa que se encontraba en toda la punta del páramo y estaba sellada por un muro de contención. En 1994, lastimosamente este muro de contención se vino abajo, la presión del agua lo reventó. La avalancha arrasó por completo la finca, y otras cuantas casas de la vereda. Además, se llevó cultivos y animales que se encontraban en la zona. Fue una tragedia para la región.

La zona donde se halla la reserva es lo que dejó este desastre. El camino está lleno de piedras gigantes, y por todo el centro pasa el río El Uval. El bosque rodea la entrada, es una subida tupida, llena de árboles y se oye el agua a los lejos. Se empieza a ascender hasta llegar a unas plataformas de madera, donde se puede acampar, meditar, etc. Estas plataformas se encuentran a la orilla del río.

Foto de autoridad propia. Muro de contención

Foto de autoridad propia. Muro de contención

Siguiendo el camino se pasa por entre el río y las piedras. Cada vez que se sube más, la vista desaparece tapada por la niebla. La flora empieza a cambiar, ahora se ve algo de frailejones, las rocas envueltas por musgo. La subida es más empinada, y el viento frío golpea en la cara. Finalmente se llega hasta la punta, y aparece en el filo del abismo la estructura vieja del muro de contención, que parece un puente. Por debajo de este se puede ver cómo pasa el río.

La sensación de libertad es única. Se siente como el aire puro entra por el cuerpo y revitaliza el alma.

Foto de autoridad propia. Río El Uval

Foto de autoridad propia. Río El Uval

Esta reserva tiene una misión clara, y es generar impacto en tres áreas fundamentales: conservación, educación, y ecoturismo. (El zoque, s.f.)

En el ámbito de la conservación el Zoque se enfoca en 3 puntos clave:

  1. Reforestación Nativa: Su principal objetivo es la recuperación de las cuencas del páramo, implementando un vivero de especies nativas.
  2. Programa familia Guardabosques: Para la reserva es muy importante el bienestar de la comunidad de la región, así que tiene apoyo de las familias para el cuidado y mantenimiento de la reserva.
  3. Además, esta reserva tiene una ubicación estratégica para monitorear el flujo hídrico de la quebrada.

Siguiendo con la educación, la reserva busca fomentar la educación ambiental, a través de alianzas con instituciones educativas y fundaciones para generar un espacio pedagógico e interactivo. Por otro lado, cuenta con talleres de conciencia, meditación y salud.

Y, por último, pero no menos importante el ecoturismo. El Zoque cuenta con espacios para acampar y presta sus servicios bajo los conceptos del turismo sostenible.

Quería escribir sobre esta reserva natural, debido a que es un ejemplo para nosotros. Es un ejemplo de enseñanza, ya que aprovechan este espacio tan maravilloso de una forma sostenible. Apoyando el medio ambiente y a la comunidad cercana. Además, de fomentar el turismo de nuestro país, y brindar una experiencia única.

Referencias:

El zoque. (s.f.). Obtenido de Reserva Natural El Zoque: https://www.reservaelzoque.co/la-regin

 

Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *