Imagen5

Reserva natural Sanguaré: Uno de los paraísos colombianos

Por: Daniela Martínez Castillo

En el departamento del sucre, se encuentra ubicado en el municipio de San Onofre, el golfo de Morrosquillo, el cual tiene inmersa un área protegida llamada la reserva natural de Sanguaré. Esta reserva la mantienen pobladores locales y ambientalistas, quienes se encargan de restaurar y conservar el medio marino y el bosque seco tropical. En este paraíso colombiano, se encuentran diversas actividades ecoturísticas, pues esta reserva disfruta de humedales de agua dulce, sábanas tropicales, manglares[1], lagunas costeras, praderas marinas y una diversa fauna. Sanguaré ofrece actividades de buceo, navegación en vela, avistamientos de fauna, ciclorrutas y caminatas ecológicas, retos en kayak y actividades pedagógicas. Además, esta reserva cuenta con un eco-hotel ubicado dentro de la naturaleza, entre el bosque seco tropical y el mar, permitiendo la conexión con su entorno. Asimismo, se puede degustar la gastronomía local con toda la pasión del caribe colombiano.

Ilustración 1: Reserva Sanguaré, área comunal del eco hotel

Ilustración 1: Reserva Sanguaré, área comunal del eco hotel

Sanguaré está ubicado en un área cuya morfología costera y su profundidad en aguas no permite un fuerte oleaje. Este territorio también cubre un área de 898 hectáreas de terrenos planos ubicados entre 0-40 metros sobre el nivel del mar. Igualmente, hay aproximadamente 80 hectáreas de lagunas naturales y zonas inundables y 300 hectáreas de diferentes especies de manglares rodeando la zona.

Ilustración 2: Manglares en la reserva Sanguaré

Ilustración 2: Manglares en la reserva Sanguaré

La flora de este espacio natural contiene un número significativo de especies; investigaciones hechas por proyectos de grado y grupos de investigación de diferentes universidades colombianas han encontrado: “228 especies de aves, 126 familias de insectos con 36 especies de libélulas y 67 de mariposas, 16 especies de ranas, 28 especies de murciélagos y especies de mamíferos terrestres” (reserva Sanguaré) entre otras especies que viven en este conjunto de ecosistemas.

Dentro del ecoturismo de esta zona, Sanguare brinda actividades marítimas, entre estas, buceo y Snorkeling, con la ventaja de practicarlo dentro de sus cálidas y trasparentes aguas, además de nadar sobre el arrecife coralino más grande del territorio colombiano. Por otro lado, por las condiciones de Sanguaré se brinda un espacio apropiado para disfrutar del windsurf, sunfish y los recorridos en kayak pues consta de vientos moderados y aguas tranquilas para estas actividades.

Ilustración 3:Arrecife en Sanguaré

Ilustración 3:Arrecife en Sanguaré

Por otro lado, el avistamiento de fauna silvestre es una de sus actividades insignia del lugar. La observación e interacción con el plancton bio luminiscente en la laguna costera de esta reserva en horas nocturnas es una experiencia única de vivir y ver las 226 especies de aves en horas diurnas la hace todavía más completa. Otras actividades llamativas son los recorridos en bicicleta por el interior de la reserva y caminatas dentro del bosque seco tropical con paisajes únicos del sector.

A esta experiencia se le suma, el eco hotel de la reserva, un lugar inmerso en la tranquilidad de la naturaleza con instalaciones acogedoras y con reglas claras para la protección de la fauna y flora del establecimiento. En este espacio se puede descansar cómodamente y desconectarse del día a día y de la tecnología que hoy nos consume. Una actividad sin afanes, con un espacio apropiado para cada actividad.

Para finalizar esta experiencia, el hotel ofrece una gastronomía exquisita típica del caribe, preparada por nativos de la zona, quienes garantizan el deleite de los sabores de la costa colombiana. La gastronomía del lugar consiste en la preparación de distintos frutos del mar y silvestres, sujetos a la cosecha de la época. Esta gastronomía es cultivada por pobladores locales y garantizando medidas sostenibles para el medio ambiente.

La investigación y la educación ha sido un pilar de esta reserva, pues parte de las utilidades generadas por el turismo que visita el lugar, se destinan a la investigación y la restauración del mosaico de ecosistemas en el área, creando conciencia de la forma en la que consumimos los seres humanos. Por otro lado, se tiene actividades pedagógicas con colegios y universidades para que adquieran de manera lúdica conocimientos sobre el medio ambiente y las comunidades que rodean la reserva y propuestas para la formación de futuros profesionales en áreas ambientales y de biología.

Ilustración 5: Fauna silvestre en la reserva Sanguaré

Ilustración 5: Fauna silvestre en la reserva Sanguaré

En conclusión, la reserva Sanguaré ofrece conocer uno de los paraísos colombianos, mediante la comodidad del lugar, sacando provecho de los diferentes ecosistemas que confluyen en esta reserva, haciendo este, un plan agradable para todas las edades, con diversidad de actividades amigables con el ambiente, a precios razonables y lo más importante, apoyando el desarrollo económico, ambiental y social de esta zona.

[1] Manglar: es un área biótica o bioma formada por árboles muy tolerantes a las sales existentes en la zona intermareal cercana a la desembocadura de cursos de agua dulce en latitudes tropicales y subtropicales. Así, entre las áreas con manglares se incluyen estuarios y zonas costeras

Bibliografía:

 

Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *